cabecera-baby-led-weaning

CONOCE EL BABY LED WEANING Y DECIDE

consejo-farmaceutico-online-profesional

ADELA-EMILIA GÓMEZ AYALA (Farmacéutica)

Esta web tiene el certificado de Portales Médicos (WiS)

Un nuevo artículo, dedicado al baby led weaning (BLW), que en principio, a saber qué será eso.

Bien, el tema tiene que ver con la alimentación infantil, concretamente con la etapa en la que tradicionalmente los niños, junto con la lactancia materna o artificial, empiezan a comer las clásicas papillas y potitos.

Para muchos, especialmente abuelos y otros no muy familiarizados con los cuidados infantiles, no pasa de ser una práctica poco ortodoxa de alimentar a los bebés.

¿Una moda más de las muchas que hay?. No, no es una moda; de hecho, es una opción respaldada por numerosos pediatras.

Es un hecho, que la obesidad constituye un problema de salud pública, que afecta ya a los niños.

Dicha obesidad va asociada a numerosos problemas de salud, tales como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, patologías relacionadas con la falta de ejercicio físico, …

En definitiva, esta forma de alimentación pretende prevenir la aparición de ese niño con problemas de sobrepeso, que ya la industria alimentaria con sus llamativas campañas de marketing y etiquetado indescriptible, se encarga de crear.

Esta práctica tiene mucho que ver con la denominada crianza respetuosa.

Una vez planteado el tema, ya nos disponemos a “entrar en harina” y abordar ampliamente esta cuestión.

 

¿Qué es el baby led weaning? 

Para empezar es un anglicismo que se  “traduce” (aunque no sería una traducción literal) como “alimentación complementaria dirigida por el bebé”.

A partir de los 6 meses, la leche no es suficiente para nutrir al bebé, por lo que es necesario complementar dicha alimentación, introduciendo otros alimentos. Clic para tuitear

Es aquí donde aparece la “alimentación complementaria”, que pretende ir añadiendo diferentes alimentos en la dieta del lactante, el cual aproximadamente hacia los 18-24 meses, puede incorporarse a las comidas familiares.

En este punto es donde se introduce el concepto de baby led weaning, consistente en ofrecer al lactante, alimentos sanos, permitiendo que sea éste quien elija los alimentos, la cantidad y la forma de comerlos.

Varios puntualizaciones fundamentales:

  • La base de la dieta sigue siendo la lactancia, a ser posible se recomienda que sea lactancia materna.
  • Al bebé se le ofrecen alimentos saludables.

Se irán introduciendo progresivamente diferentes alimentos saludables que el lactante comerá a demanda (a su libre albedrío en definitiva).

La lactancia materna se mantendrá hasta que el bebé y la madre lo deseen; no hay una edad a partir de la cual deba desaconsejarse seguir amamantando al bebé. Más información en el libro “Tu lactancia de principio a fin”.

Con el baby led weaning, el niño recibe el alimento entero y es él quien decide qué cantidad tomar.

Una cuestión importante: aunque el niño recibe el alimento entero, no imaginemos una criatura de 6 meses con un muslo de pollo trincado con la mano, porque este sistema no funciona así.

Se evitan los purés (ver después), pero tampoco se ofrecen al  niño alimentos no saludables, ni en grandes mazacotes como para propiciar un atragantamiento.

Se desaconseja igualmente que el lactante tome zumos, aún cuando sean naturales; se prefiere ofrecer trozos de fruta y no zumo.  Más información en este artículo.

 

¿Cuándo efectuar el baby led weaning? 

A grandes rasgos, se puede decir que el baby led weaning se introduce a los 6 meses.

Ahora bien, si cada persona es un mundo, pues cada niño …

Los requisitos necesarios para practicar esta forma de alimentación con seguridad , son los siguientes:

  • Bebé mayor de 6 meses.

Tanto la OMS como la Academia Española de Pediatría y la Academia Americana de Pediatría, recomiendan mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Clic para tuitear

En el caso de bebés prematuros, la alimentación complementaria debe introducirse aplicando lo que se conoce como edad corregida.

Y, ¿qué es la edad corregida?

Pues, la edad corregida es la que debería tener, si el niño hubiese nacido en la fecha prevista del parto.

Así pues, si el niño nace a los 8 meses en lugar de a los 9, empezaría a tomar alimentación complementaria a los 7 meses, y no a los 6.

  • Bebé capaz de mantenerse sentado y con la cabeza erguida.
  • El niño debe mostrar interés por la comida, lo cual en algunos bebés ocurre más tarde, alrededor los 7 u 8 meses.

Hay niños con 6 meses que sólo quieren pecho.

  • Otro requisito es que el niño sea capaz de sujetar los alimentos y llevárselos a la boca.
  • Obviamente (aunque no siempre sea tan obvio), no se debe dejar sólo al bebé mientras come.

Cómo llevar a cabo esta forma de alimentación 

Para evitar la pataleta del niño, seguida casi siempre de la correspondiente pérdida de la serenidad por parte de los padres, hay que tener en cuenta varios puntos:

Los alimentos deben introducirse con naturalidad, respetando siempre el apetito y el tiempo del bebé.
La base de la alimentación en este momento sigue siendo la leche, preferiblemente materna.

“Sobra decir que cuando se introduce la alimentación complementaria, lo importante es que el niño adquiera una relación natural con la comida”.

Por lo tanto, la paciencia y la calma, son las claves para que el baby led weaning tenga éxito.

Si se decide optar por esta forma de alimentación, conviene disponer de los siguientes productos.

¿Qué alimentos se pueden incluir y cuáles están desaconsejados inicialmente? 

¿Con qué alimentos empezar el baby led weaning?

En este punto, hay 2 ideas que son fundamentales:

  • El niño elige qué alimentos consumir y cómo hacerlo.
  • Los padres deben ofrecer alimentos saludables.

Se sobreentiende que alimentos tipo gusanitos, ganchitos, patatitas y otros tipo “chuche”, no se incluyen dentro de los alimentos saludables.

Respecto a este último punto, algunos pediatras denominan “chucheales” a los tradicionales cereales  de desayuno presentes en casi todos los supermercados, por su elevado contenido en azúcar (enmascarado en la etiqueta bajo diferentes denominaciones).

¿Por qué esta denominación?

Pues simplemente por su contenido en azúcar estos cereales se asemejan más a las tradicionales chuches, en comparación con otros cereales saludables.

Otra consideración importante, que seguro que más de uno agradecerá que se mencione, es la que tiene que ver con las clásicas tablas que indicaban qué alimentos debían tomarse en los distintos meses.

Con los conocimientos actuales, las tablas mencionadas pueden romperse y echarse a la papelera: Boticaria García dixit.

Este orden en la introducción de los alimentos, tenía como finalidad evitar posibles alergias en los bebés; sin embargo, no hay evidencia científica que respalde este planteamiento. Clic para tuitear

Algo que se cae por su propio peso, es no darle al niño 3 alimentos distintos el mismo día. ¿Por qué no introducir varios alimentos el mismo día?.

Muy sencillo, si el niño es alérgico a alguno de ellos, nunca sabrás a cuál lo es, ya que has introducido 3 alimentos diferentes a la vez.

Lo correcto es introducir un alimento cada día y esperar 2 o 3 días como mínimo, antes de añadir otro alimento nuevo.

Seguidamente, vamos a concretar qué alimentos dar al bebé y cómo hacerlo:

  • Empezar con la fruta, los cereales, las legumbres o la carne, da igual, pero respetando un tiempo mínimo antes de introducir un alimento nuevo.
  • Puede incluirse también huevo o pescado (salvo algunas excepciones) desde el principio.
  • Carnes, pescado o huevo es fundamental que estén bien cocinados, para evitar infecciones alimentarias, tipo salmonelosis y similares.
  • Los cereales se aconseja que sean integrales (arroz, maíz, avena, …); pueden ofrecerse en forma de pasta tipo macarrones.
  • Formatos de los alimentos: albóndigas, bolitas de arroz, galletas caseras sin azúcar.
  • Sentar al niño y que coma con los padres; no existe un horario rígido de comidas.
  • No preocuparse si el niño toma más o menos cantidad de alimento, pues el pilar de su alimentación (valga la redundancia) en esta época es la leche.
  • No añadir sal o azúcar a los alimentos (si el niño se acostumbra a comer sin sal y sin azúcar añadidos, de mayor, lo agradecerá).
  • Evitar alimentos salados.
  • No forzar al niño para que coma, dejando que sea él, en función de su apetito, quien coma lo que quiera.

No es ningún disparate: sí, que el niño coma aquellos alimentos que le apetezcan y en la cantidad que quiera.

Si no quiere comer, ya comerá

  • Embutidos, alimentos procesados, quesos (a excepción del queso blanco sin sal, inicialmente) cuanto más tarde se introduzcan, mejor.
  • Los caldos y sopas no son muy aconsejables, ya que por lo general, suelen ser poco nutritivos.

¿Qué alimentos están desaconsejados en un principio? 

En general, la filosofía de esta forma de alimentación, es la siguiente:

Que el niño coma de todo, aunque con algunas excepciones, que están plenamente justificadas.

Alimentos que no deben ofrecerse inicialmente:

  • Carnes en principio pueden darse todas (debidamente desmenuzadas), a excepción de las de caza (en este caso, es debido a que no siempre se conservan como deberían).
  • Vegetales de hoja verde (tipo acelgas y espinacas), por su alto contenido en nitratos. Se consideran aptas a partir de los 12 meses.
  • Leche de vaca; desaconsejada antes de los 12 meses. El bebé recibirá lactancia materna o leche de continuación.

Por su composición, la leche de vaca puede provocar algunos problemas digestivos y renales en el bebé, el cual pasado el primer año de vida, ya tiene sus órganos más maduros como para tolerar este tipo de leche.

  • Miel, la cual se desaconseja antes del año por el riesgo de botulismo.
  • Pescados azules grandes, tipo pez espada, emperador o atún, los cuales no están indicados antes de los 3 años por su alto contenido en mercurio.

Si estos alimentos se machacasen, sí podrían ofrecerse tranquilamente al niño.

  • Alimentos duros o redondos, tales como uvas, aceitunas, salchichas, zanahorias o manzanas crudas, también se consideran alimentos prohibidos, por el mismo motivo que los anteriores.

En el siguiente vídeo se resumen todas las recomendaciones anteriores.

 

¿Cuáles son los miedos y los mitos más comunes? 

Partimos de la base de que en líneas generales, los padres quieren lo mejor para sus hijos.

Ahora bien, la búsqueda de información en internet y, especialmente, cuando no se conocen fuentes fiables conlleva que la persona implicada acabe hecha un mar de dudas, dada la gran cantidad de información existente, la cual en muchas ocasiones, incluso procediendo de profesionales, es contradictoria.

Por citar solo algunas de las dudas más comunes:

  • Papillas: ¿sí o no?;  ¿caseras o comerciales?.
  • ¿Zumos  o fruta entera?; ¿zumos comerciales o caseros?.
  • Niños poco comedores.
  • Atragantamiento en el niño.

Estos son una muestra de los interrogantes más comunes que pueden asaltar a buena parte de los padres, cuando intentan buscar información sobre la forma más adecuada para alimentar a sus hijos de forma saludable.

¿Cómo solucionar este caos?

Para empezar, hay que tener claras unas ideas básicas, que son las que se exponen a continuación:

  • La alimentación complementaria, es eso, un complemento a la principal fuente de alimentación del niño con 6 meses: la lactancia materna.
  • La leche materna siempre es buena para el bebé; sólo en casos muy concretos en los cuales la madre tome algún medicamento y éste sea excretado por la leche, habría que consultar con el pediatra la conveniencia de retirar esta fuente de alimentación.
  • No pasa nada si el niño no desayuna, y el desayuno no es la comida más importante del día.

En muchos casos, el desayuno no incluye precisamente alimentos saludables (los famosos “chucheales” ya mencionados).

  • Dejar que el niño coma en función de su apetito, sin obligarlo de ningún modo; durante la época de lactante, la leche es su alimento principal.

Por ello se aconseja ofrecer primero la leche (recordar que se prefiere la lactancia materna) y después los otros alimentos, permitiendo que el bebé explore texturas y sabores.

baby-led-weaning

  • Las papillas comerciales contienen una mayor cantidad de azúcar, camuflado bajo distintas denominaciones.

Los purés o papillas caseras contienen menos azúcar (siempre que no se les añada azúcar) y deben elaborarse a partir de alimentos saludables.

  • El miedo a que el niño coma poco, tiende a resolverse recurriendo a los purés, los cuales aún siendo caseros, pueden crear lo que se conoce como un “comedor pasivo”.

El comedor pasivo (niño o adulto) es alguien que come mientras tiene comida delante, con independencia de que esté más o menos saciado.

Cuando el niño es alimentado con puré y se le da una cucharada tras otra, come hasta acabar el plato, sobre todo si está entretenido con la tele.

baby-led-weaning-comedor-pasivo

  • En el zumo, comercial o casero, no está presente la fibra que se encuentra en la fruta entera.
  • Desde el punto de vista de las alergias alimentarias, es indiferente introducir el huevo o los frutos secos, por ejemplo, a los 6 o a los 12 meses.

En el caso de estos últimos, se aconseja retrasar su introducción por el riesgo de atragantamiento, si el niño los consume enteros (triturados no hay problema).

  • Si se hace baby led weaning, se debe optar por un alimento que se deshaga con facilidad, pues el niño (aun sin dientes) lo va a triturar con las encías.

En general, cualquier alimento que los padres puedan deshacer fácilmente con sus dedos, es apto para el bebé.

  • Esta forma de alimentación es totalmente compatible con la lactancia artificial.

En algunos casos se puede optar por dar puré en determinadas tomas (por ejemplo, cuando el niño está en la guardería, o es alimentado por otro familiar) y comida entera en otras.

En este caso, el riesgo de atragantamiento es mayor, pues el niño no va a distinguir cuando debe “masticar” y cuando debe simplemente tragar.

Si se opta por el puré, conviene dejarlo y que sea él quien manipule la cuchara.

  • Llevar siempre al niño a las correspondientes revisiones pediátricas, lo cual es fundamental para comprobar su evolución y detectar posibles carencias, si existieran.

Más información en el libro “¿Qué le doy de comer?“.

 

¿Qué ventajas aporta el baby led weaning?

Antes de abordar las ventajas de esta forma de alimentación, conviene dejar clara la siguiente idea.

Si bien a nivel social, muchas veces los comportamientos están regidos por determinados patrones que sólo pueden justificarse por modas, más o menos aceptables a la luz de los conocimientos científicos existentes en ese momento, a nivel de salud también se observan situaciones parecidas.

Bien, pues con el baby led weaning está pasando algo parecido.

Actualmente hay bastantes padres que optan por la crianza respetuosa, una de cuyas banderas más significativas es el mantener la lactancia materna hasta cuando el niño y la madre quieran.

Casi todos los padres que optan por este modelo de crianza, suelen ser más proclives también a introducir la alimentación complementaria mediante el baby led weaning. Clic para tuitear

Ahora bien, si el bebé recibe lactancia artificial, también puede introducirse en la alimentación complementaria mediante el baby led weaning.

Más información, en el siguiente artículo.

baby-led-weaning-ventajas

Más información sobre el tema, en el artículo “Baby Led Weaning seguro”.

 

¿Cuál es la situación del baby led weaning a la luz de la evidencia científica?

En principio, si bien no se dispone de muchos estudios, y además, estos en este colectivo son difíciles de llevar a cabo, los mencionados estudios señalan lo siguiente:

  • El baby led weaning, respetando los tiempos de cada niño, presenta diferentes ventajas sobre la alimentación a base de purés y papillas.
  • El peso de estos niños es inferior comparado con los que toman papillas, lo que hace prever un menor riesgo de obesidad.
  • Es fundamental, elegir alimentos adecuados.
  • El riesgo de atragantamiento no es superior al observado en los niños alimentados con puré.
  • Un punto importante, es que los bebés alimentados de esta forma, pueden tener mayor riesgo de anemia.

Esta situación se soluciona fácilmente: tan sencillo como incluir en cada comida un alimento rico en hierro. Más información en el siguiente artículo.

En definitiva,  la decisión de utilizar la alimentación guiada por el bebé o recurrir a los potitos y papillas, es algo que depende de cada familia.

No hay que culpabilizar a quienes optan por la segunda opción.

Puesto que dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí tienes una infografía, con la que se intentan aclarar los puntos más polémicos del tema.

baby-led-weaning-claves

Por último, en el siguiente vídeo, el pediatra Carlos Casabona y el dietista-nutricionista Julio Basulto, abordan muchas de las dudas que los padres suelen tener respecto a este tema.

 

 

 

Si te gusta, ya sabes, COMENTA y DIFUNDE.

¡Imprime el post para tenerlo siempre a mano y compártelo en redes!
Share on print
Guardar en Pdf
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
cosas-debes-saber-sobre-salud-infancia-ancianidad

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

"Farmacéutica, que haciendo uso de las nuevas tecnologías ofrece consejos de salud y atención personalizada, siempre bajo el lema "ayudando a mejorar tu calidad de vida a través de la web""

Deja un comentario

Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web.

Finalidad: gestionar los comentarios que realices en el blog.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: SiteGround (proveedor de hosting) dentro de la unión europea. (Política de privacidad de SiteGround)

Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Puedes consultar la información sobre Protección de Datos de mi web y mi política de privacidad.

ADELA-EMILIA GÓMEZ AYALA (Farmacéutica)

consejo-farmaceutico-online-profesional
Esta web tiene el certificado de Portales Médicos (WiS)

Con tu aportación estarás haciendo que este Blog siga creciendo

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.