lugar-trabajo-ergonomia

UN LUGAR DE TRABAJO SALUDABLE: ¿ME ESTÁS HABLANDO DE ERGONOMÍA?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

La importancia de la ergonomía en cualquier trabajo es fundamental. De hecho existe una ley que regula este tema: “La ley de prevención de riesgos laborales”.

A nivel de empresa, tanto el empresario como el trabajador, han de adoptar las normas que marca esa ley para prevenir accidentes o enfermedades que puedan derivarse de la actividad laboral.

Actualmente, los cambios que se están producido en el mercado laboral y la crisis, han abocado a muchas personas a trabajar por su cuenta y montar sus propios negocios.

En mi caso particular, yo hace tiempo que dejé de trabajar para una empresa y trabajo como profesional independiente.

Si tú perteneces a este grupo, y la actividad que realizas lo permite, es probable que por motivos de comodidad y también por razones económicas, hayas optado por trabajar en tu casa.

Eso, en principio no es ni bueno, ni malo.

Ahora bien, cualquier actividad que realices (sea en tu puesto de trabajo en una empresa, sea como profesional independiente, sea en el desempeño de las labores domésticas, …) debes hacerla teniendo en cuenta las recomendaciones ergonómicas, que no tienen otra finalidad que favorecer tu salud y evitar daños derivados de adoptar posturas inadecuadas durante largos períodos de tiempo.

Puede que si tu economía no es muy boyante y puesto que trabajas para ti y  no tienes que dar explicaciones a nadie, te sientas tentado a elegir cualquier habitación de tu casa, poner una mesa y una silla (baratitas a ser posible) y a trabajar vamos.

Llegados a este punto (y ahora que no nos oye nadie) voy a hacerte una pequeña confesión; cuando yo trabajaba para una empresa, no me preocupaba de los riesgos laborales, y lo más que sabía es que había una ley sobre ese punto, y fuera.

Procuraba no meterme en líos (olvidando cuestiones ergonómicas y de otra índole) y conservar mi trabajo.

Cuando ya empecé a trabajar de forma autónoma, comprendí que entonces sí eran importantes los riesgos laborales y el trabajar de forma ergonómica.

¿Por qué?

Sencillo: sabía que largas horas de despacho sin un mínimo de comodidad, acabarían pasándome factura, mi salud se resentiría y cuando tú tienes un negocio unipersonal, si tu salud se resiente, tu empresa también, y no digamos ya, tu bolsillo.

Por lo tanto, dejando a un lado la mencionada ley (es raro que vaya un inspector a tu casa a ver cómo es el sillón desde el que trabajas), el trabajar desde un despacho ergonómico, y en definitiva, saludable, no es ningún lujo; al contrario, es una cuestión de supervivencia.

Y ahora probablemente pienses, ¿y cómo puñetas sé yo las características de un despacho u oficina ergonómica?.

Tranquilo, que para eso he escrito este post, que dicho sea de paso, me gustaría que leyeses hasta el final.

¡Ah, se me olvidaba ya! Échale un ojo al escritorio de tu niño, donde se supone que la criatura debe estudiar, y fíjate en cómo son sus muebles (amor de padre o madre).

 

 

¿Qué es la ergonomía?

Ergonomía, ¡hasta la palabra es rara!

Esta palabra procede del griego ergon (trabajo) y nomos (regla, ley). Por tanto, debe ser algo que tenga que ver con “las leyes y el trabajo”.

En definitiva, ¿qué es la ergonomía y qué relación guarda con tu trabajo?

Sencillo, hay varias definiciones, pero al final todas van a parar a lo mismo.

La Asociación Española de Ergonomía dice:

“La ergonomía es el conjunto de conocimientos de carácter multidisciplinar aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios, optimizando la eficacia, seguridad y bienestar”.

Fundamental:

El ser humano no debe adaptarse al entorno de trabajo, sino al revés; el entorno hay que adaptarlo a la persona. Clic para tuitear

Partiendo de esta definición, es evidente que la ergonomía guarda relación con otras ciencias:

  • Anatomía.
  • Fisiología.
  • Psicología.
  • Sociología.
  • Medicina.
  • Ingeniería.

A grandes rasgos, cuando tú creas o pretendes crear un entorno de trabajo saludable, o lo que es lo mismo, ergonómico, debes tener en cuenta, factores tales como:

  • Iluminación.
  • Ruido.
  • Temperatura.
  • Vibración.
  • Diseño de las herramientas y máquinas.
  • Diseño del espacio de trabajo.
  • Diseño del puesto de trabajo.
  • Turno de trabajo.

Supongo que después de leer esto, te habrás dado cuenta, sobre todo si trabajas desde tu casa, que no cualquier ubicación es la adecuada.

Es evidente que el trastero, es la primera habitación descartada.

En definitiva, como dicen que una imagen vale más que mil palabras, no se hable más.

Si quieres más información, te aconsejo los siguientes artículos:

Por último, te diré que si crees que la ergonomía es aplicable sólo al lugar de trabajo, estás muy equivocado.

¡Hay que ser ergonómicos hasta en la cama!

Y no lo digo yo, aquí de dejo algunos artículos que describen la importancia de aplicar estos principios en las labores domésticas, por ejemplo:

 

Factores a considerar para tener un despacho saludable 

Partiendo de la base de que vas a trabajar desde tu casa, y habiendo descartado ya el trastero por su escasa habitabilidad y salubridad, ahora se trata de ver qué habitación es la más adecuada.

En principio, no deberías elegir la habitación echándolo a suertes, pues el entorno de trabajo influye, no sólo en tu salud (que ya es importante), sino también en tu productividad (vamos, que te toca el bolsillo).

  • Basándose en que tu lugar de trabajo debe ser un espacio saludable, es fundamental que tenga buena iluminación, preferiblemente luz natural. Clic para tuitear
  • Otro factor a considerar es el ruido, el cual por lo general dificulta la concentración. Si los vecinos o tus niños son muy jaleosos, puede que sea necesario efectuar un aislamiento acústico (puede parecer exagerado, pero no lo es; imagina al vecino dedicado al bricolaje del hogar, el bebé llorando y la abuela sorda).
  • No olvides el tema de la temperatura, aunque al estar tú solo no tienes que escuchar las quejas de los compañeros (uno que tiene frío, otro que está asfixiado), conviene que la citada temperatura esté acorde con la época del año y la ubicación de la habitación.
  • La decoración también es importante, pues se trata de que tu lugar de trabajo sea creativo y motivador, aunque esto es un tema más personal.
  • El  color de la habitación también es otro punto a considerar; no olvides que cada color induce un determinado efecto psíquico. Imagínate tu despacho con paredes rojas, amarillas o violetas chillonas (colores que generan excitación, inquietud, agitación,…). Lo más adecuado es que elijas colores claros y neutros, pues facilitan la concentración.
  • Es obvio que la habitación debe ser lo suficiente amplia como para que quepa el mobiliario y tú puedas moverte con soltura.

El tema del mobiliario lo verás en el siguiente punto, aunque te daré un pequeño adelanto, y es que tengas en cuenta la funcionalidad. Mejor que te olvides del despacho de tu abuelo con imponentes muebles del siglo XIX.

Por supuesto existe una regulación, tanto estatal  como autonómica, que establece las características que han de reunir las oficinas para que sean lugares de trabajo saludables.

Si quieres más información sobre esta cuestión te aconsejo el artículo “Cómo crear la oficina en la casa”.

Por si aún no estás lo suficientemente “motivado” cómo para que prestes atención a la conveniencia de tener un despacho ergonómico, te aconsejo que veas la infografía.

despacho-ergonomico

 

Trabajando en un despacho ergonómico 

Espacio 

Al hablar de los factores a considerar para tener un despacho ergonómico, uno de ellos era el espacio.

No olvides que como mínimo, habrás de tener una mesa y una silla (adecuadas se supone) y algún que otro mueble tipo cajonera o estantería, a lo que suele añadir casi siempre un ordenador.

Es obvio que la habitación debe tener el espacio suficiente como para poder moverse cómodamente, y al levantarse no golpearse con ningún mueble. Clic para tuitear

Esta imagen te indica las distancias entre los diferentes componentes del mobiliario, que te permitirán que tu lugar de trabajo sea ergonómico.

espacio-ergonómico

Una vez considerada la distancia, no debes olvidar la postura.

Postura 

Una postura adecuada te permitirá evitar dolores de espalda, cuello, fatiga visual y un sinfín de males que pueden ser prevenidos. Clic para tuitear

Esta otra imagen, que puedes encontrar en el artículo “Ergonomía en la oficina”, te indica cuál es la postura incorrecta.

postura-incorrecta

Una postura correcta cuando se está sentado en un despacho, debe tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Espalda recta y con apoyo.
  • Pies apoyados con firmeza.
  • Distancia adecuada entre tu cuerpo y el teclado.
  • Posición correcta del monitor (situado justo enfrente para no tener que girar la cabeza); mirada fija al frente, a la altura de la cabeza.
  • Con relación a los ojos, es fundamental una iluminación correcta; en caso de reflejo en la pantalla, puedes poner persianas, cortinas o cambiar la orientación de la mesa.
  • Manos alineadas con el antebrazo.

La infografía siguiente tomada del artículo “¿Cuál es la postura correcta para trabajar frente al ordenador?, indica claramente cómo colocarse para evitar lesiones y patologías varias.

posturas-ergonómicas

Esta otra infografía tomada del artículo “La postura correcta”, recalca aún más la importancia de adoptar una postura adecuada, haciendo especial hincapié en los daños corporales que se generan cuando se trabaja durante muchas horas en una mala postura.

buena-postura-ergonomía

Por último, no hay que olvidar que cada día es más común el empleo de tabletas y móviles en el despacho.

Estos dispositivos, cuya utilidad nadie te va a discutir, deben usarse de manera adecuada; de lo contrario, ya sabes, aparecerán las correspondientes lesiones.

En el artículo “Ergonomía en el uso de tablets” encontrarás diferentes consejos para usar tales aparatos de forma “saludable”. Si lo prefieres, también puedes echar un vistazo al vídeo:

En el siguiente vídeo, a modo de resumen, se indica cuáles son las “posturas correctas ante el ordenador”.

 

Elementos que forman parte de una oficina ergonómica 

Antes de comprar el mobiliario de tu oficina o despacho, yo te aconsejo que eches un vistazo al siguiente tweet, donde se recogen los riesgos posturales que pueden producirse en este lugar de trabajo.

Ahora sí, vista la importancia que tiene la ergonomía en tu oficina de cara a tu salud, a continuación se describen las principales características de los elementos básicos en tu oficina.

Mesa 

Es muy probable que cuando pienses en el mobiliario mínimo que necesitas y, obviamente la mesa forma parte de ese mínimo, no le des importancia.

Tradicionalmente se ha pensado que lo más importante era que el asiento fuese ergonómico, mientras que la mesa daba igual.

Pero, no es así.

La mesa, en tu caso, debe permitir que la distancia a la pantalla del ordenador sea la correcta (40 cm).

Por lo tanto, aspectos fundamentales que deberías considerar al comprar la mesa, son los siguientes:

  • Si realmente quieres que tu puesto de trabajo sea ergonómico, debe adaptarse a la silla elegida, en cuanto a altura.
  • Hay mesas regulables en altura.
  • Dimensiones: 80 cm (ancho), 120 cm (largo), altura (70 y 73 cm).
    • Puede que se necesite un ala para la colocación del ordenador.
    • La altura debe permitir mover cómodamente las piernas.
    • En función de los objetos que se requieran en la mesa, puede necesitarse un tablero más grande.
    • Las dimensiones deben ser las necesarias para evitar torsión del tronco o giro de cabeza, innecesariamente.
  • El grosor del tablero debe ser el mínimo.
  • Color de la superficie: claro y sin brillos (mate).
  • Los bordes y esquinas deben ser redondeados, para evitar golpes innecesarios.

mesas-ergonomicas

Si estás pensando que una mesa de estas características puede resultar cara, te diré dos cosas:

  1. Hay diferentes precios en el mercado.
  2. Tu salud también tendrá un precio, imagino.

Silla 

Uno de los muebles más importantes desde la perspectiva de tu salud, es la silla. Clic para tuitear

Es más que probable que pases 7 u 8 horas diarias sentado en tu despacho; si la silla elegida no es la más adecuada (quizá fuese la más barata que encontraste, cada cual sabe sus cosas), más pronto que tarde, notarás dolores de espalda, cuello… y otros males varios.

Empezando con la silla.

La silla o sillón que elijas, debe considerar las medidas de la persona que la va a ocupar: no es lo mismo, una silla para alguien de 90 kg y 2 m, que otra para una persona de 50 kg y 1,59 m.

Partes a tener en cuenta:

Asiento

  • Es fundamental que sea regulable en altura.
  • Otro punto importante es la comodidad al sentarse: si es duro, comprimirá la parte anterior de los muslos y generará problemas circulatorios.
  • Su anchura debe ser la adecuada para que los reposabrazos no opriman los muslos.
  • La parte delantera debe estar inclinada hacia abajo, para no oprimir las rodillas.
  • El material, aplicable también al respaldo del sillón, debe ser acolchado y transpirable.

Respaldo

Apoyabrazos

  • Es un complemento importante de la silla, pues carga con el peso de los brazos, reduciendo la tensión muscular que soportan los hombros.
  • Debe tener la suficiente resistencia como para soportar tu peso, al levantarte de la silla.
  • Igualmente son preferibles los modelos ajustables en altura.

Base

  • Una buena silla debe tener un apoyo como mínimo, de 5 puntos.
  • Si la silla lleva ruedas, éstas deben poder bloquearse para evitar sustos innecesarios.

sillas-ergonomicas

Si quieres más información antes de decidirte a comprar tu silla, te aconsejo artículo y el vídeo siguientes:

Reposapiés 

Se considera un complemento importante a tener en cuenta en un despacho ergonómico.

Ayuda a adoptar la postura correcta; es especialmente útil:

      • Si tras ajustar la altura de la silla respecto a la mesa, no puedes apoyar firmemente los pies en el suelo.
      • Cuando notes presión del borde delantero de la silla sobre las corvas o los muslos.

El reposapiés debe ser antideslizante, tanto en la zona superior, como en la parte que toca al suelo.

La inclinación debe ser regulable entre 50 y 150 sobre el plano horizontal.

Dimensiones: 45 cm (ancho) por 35 cm (profundidad).

Atril 

También llamado portadocumentos, es muy útil cuando hay que trabajar con documentos escritos que hay que transcribir.

Es conveniente colocarlo a la misma altura y distancia de la pantalla.

Debe ser estable y debe poder regularse.

Soportes para apoyar las muñecas en el teclado y en el ratón 

Estos soportes están indicados para mantener las muñecas sobre una superficie blanda, cuando se trabaja con el teclado o con el ratón.

Conviene recalcar que ya existen teclados con una disposición ergonómica de las teclas y con un apoyamuñecas, que hacen innecesario este complemento. Es obvio que el precio es más elevado.

      • El apoyamuñecas para el teclado debe ser de superficie blanda, densidad uniforme y base antideslizante. Su longitud y su altura han de ser similares a las del teclado, con bordes y aristas blandas.
      • El apoyamuñecas para el ratón tiene como finalidad evitar lesiones en la muñeca y permite mover y apoyar el brazo de forma cómoda, para manejar dicho ratón sin problemas. Existen diferentes modelos y tamaños.

Soporte para portátiles 

El ordenador portátil está diseñado para llevarlo y traerlo con comodidad, pero si piensas usarlo de manera habitual, deberías considerar la posibilidad de comprar un soporte que permita usarlo de forma más cómoda.

Este tipo de soportes permiten que la pantalla se sitúe a la altura de los ojos, mientras que el teclado se dispone en un plano inclinado más ergonómico. Clic para tuitear

complementos-ergonomicos

 

Consecuencias de olvidar la ergonomía en tu trabajo diario 

Ya has llegado al último punto de este largo artículo, y probablemente pienses, que por el título, voy a echarte una “bronca” por no tener en cuenta la ergonomía en tu trabajo.

Tranquilo que no; simplemente te indicaré las consecuencias que tiene el olvido de dicho tema.

Y creo que la mejor forma de indicártelo es con una infografía.

En resumen una mala ergonomía en tu lugar de trabajo se va a traducir en una mayor propensión a los problemas de salud antes mencionados, así como de forma secundaria a los anteriores, no es raro que también aparezca hipertensión arterial, ansiedad,cansancio más o menos continuado, entre otros males.

Algunos artículos que te aconsejo:

Ya sí has llegado al final; espero que después de leer todo esto, seas consciente de que tener un despacho ergonómico no es un lujo, sino una inversión más que tu empresa necesita, tan importante como el marketing o el diseño de tu web.

 

 

Respecto a ti, que me lees habitualmente, ya sabes: si te ha gustado, comparte en las redes sociales y deja tu comentario.

UN LUGAR DE TRABAJO SALUDABLE: ¿ME ESTÁS HABLANDO DE ERGONOMÍA?
5 (100%) 1 voto[s]
cosas-debes-saber-sobre-salud-infancia-ancianidad

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Adela Emilia Gómez Ayala

Adela Emilia Gómez Ayala

Farmacéutica dedicada a tareas de formación y asesoramiento; mi lema es "ayudando a mejorar la salud de los demás a través de la web"

2 comentarios en “UN LUGAR DE TRABAJO SALUDABLE: ¿ME ESTÁS HABLANDO DE ERGONOMÍA?”

  1. Hola Adela Emilia,

    Qué gran post para guardar en favoritos. La verdad es que no somos conscientes de la importancia de estos detalles en el día a día, pero me quedo con tu frase: “si tu salud se resiente, tu negocio unipersonal también.”

    De hecho, en breve estaré remodelando la oficina y tendré en cuenta tus consejos. Aunque he tomado nota de que hasta ahora, no lo estaba haciendo tan mal. Al menos en mobiliario, las posturas es otro tema. Es mi talón de Aquiles.

    Gracias por el recordatorio,

    Conchi.

    • Gracias Conchi, por tu comentario.

      Realmente con la cantidad de horas que pasamos en nuestro lugar de trabajo, si éste no reúne unas características mínimas necesarias para evitar daños corporales al cabo de un cierto tiempo, lo vamos a notar: dolor en la espalda, en el cuello, problemas de visión (si trabajas mucho tiempo delante de una pantalla), estrés.

      Todo eso son pequeños puntos, a los que muchas veces no le damos mayor importancia, pero que sumados pueden pasarte factura, y si en tu negocio, sólo estás tú, como tengas que “echar el cierre” por un tiempo, eso se nota. Y por último, como dice el refrán, “lo barato sale caro”.

      Un afectuoso saludo

Deja un comentario

Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web.

Finalidad: gestionar los comentarios que realices en el blog.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: SiteGround (proveedor de hosting) dentro de la unión europea. (Política de privacidad de SiteGround)

Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Puedes consultar la información sobre Protección de Datos de mi web y mi política de privacidad.

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.