cabecera-ortorexia-obsesionados-alimentos-sanos

ORTOREXIA: OBSESIONADOS POR LOS ALIMENTOS SANOS

consejo-farmaceutico-online-profesional

ADELA-EMILIA GÓMEZ AYALA (Farmacéutica)

Esta web tiene el certificado de Portales Médicos (WiS)

Nuevo post donde el tema a tratar es la ortorexia, que más adelante explicaremos en qué consiste.

Actualmente, por poco informado que alguien esté, apreciará que hay un gran debate en relación con los temas que tienen que ver con la alimentación: que sin un determinado tipo de alimentos son muy sanos; por el contrario, otros fabricados por la industria son una auténtica basura, …., todo esto en el contexto de un ambiente quimiofóbico, que considera que lo que lleva química es malo, y lo que no la lleva es bueno.

¡A saber qué alimentos llevan química y cuáles no!

Si a esto se le une el maremagnum que lía la industria alimentaria apoyando el consumo de alimentos sin gluten, tanto si se es celíaco, como si no se es, pues más confusión. Una situación similar con la intolerancia a la lactosa, y el fomento del consumo de productos sin lactosa.

Otro dilema importante, aunque algunos siguen sin tenerlo claro, es el del alcohol, cuyo consumo no tiene ningún beneficio para el organismo, más bien todo lo contrario; un penoso ejemplo es el caso del síndrome alcohólico fetal.

Frente al citado alcohol, se situarían las bebidas energéticas, exentas del compuesto anterior y capaces de incrementar la resistencia de quién las consume, hasta lo inimaginable.

Y si ya entramos en el tema de las diferentes dietas, el asunto se pone aún más variado: dietas y productos detox, dieta paleo, dieta cetogénica, dieta macrobiótica, y otras muchas.

El tema de la introducción de los bebés en la alimentación complementaria (BLW), o por poner otro ejemplo de tema controvertido, el trastorno por atracón, son también cuestiones ligadas a las comidas, cada una de las cuales requiere un capítulo aparte.

En este contexto, imaginemos una persona que vea algo la televisión, lea cualquier periódico o entre en alguna red social, sin saber la formación, ni la credibilidad de las fuentes que está siguiendo, la empanada mental que se puede armar es monumental.

Y ante este panorama, a esa persona lo mismo le da por comer a base de precocinados, o bien se alimenta exclusivamente de productos que haya cultivado en su mini-huerto de la terraza.

Estas situaciones que pueden parecer un tanto exageradas, ocurren en la realidad, y a partir de ahi, los problemas que tienen que ver con la alimentación, siguen creciendo.

Una vez planteado ya el problema relativo al exceso de información existente sobre la alimentación, información cuya credibilidad es desconocida en muchos casos, «procedemos a entrar en harina» y aclarar que es la denominada ortorexia.

¿Qué es la ortorexia?

La ortorexia se considera un trastorno de carácter obsesivo por comer sano. La OMS alerta de los peligros que conlleva esa obsesión, pues a medida que va transcurriendo el tiempo, la persona afectada va incrementando la parte del día dedicada a preocuparse por su comida.

La definición de la ortorexia nerviosa que da la Wikipedia es la que estableció el médico Steven Bratman para calificar como trastorno nervioso, la obsesión patológica por comer comida considerada saludable por una persona, lo que este doctor estadounidense sostiene que puede llevar a la desnutrición e incluso a la muerte.

No es de extrañar que hoy en día la población esté cada vez más interesada en tomar decisiones correctas con respecto a su dieta. Al fin y al cabo, cada vez contamos con más evidencias acerca de la estrecha relación entre lo que consumimos y distintas enfermedades asociadas, precisamente, a hábitos alimenticios dañinos.

No en vano, cada vez son más las personas que se rebelan contra la tiranía del fast food.

Optan por limitar su dieta a productos mínimamente procesados o incluso totalmente naturales aunque, para ello, deban lidiar con publicidad engañosa que trata de “disimular” su potencial origen industrial. Clic para tuitear

En definitiva, lo que en principio se inicia como un propósito por comer sano, acaba convirtiéndose en una manía obsesiva por la pureza de los alimentos.

Una persona con ortorexia, entiende que los alimentos solo pueden incluirse en uno de los siguientes apartados:

  • Alimento peligroso, es todo aquel que contiene conservantes o aditivos.
  • Alimento artificial, es todo aquel que es producido industrialmente.
  • Alimento saludable, es todo aquel que es producido biológicamente.

Finalmente, acaba por establecerse la siguiente equivalencia, la cual es totalmente falsa y carente de sentido:

  • Biológico – natural = bueno.
  • Industrial – aditivo = malo.

Finalmente, para completar este apartado y aclarar que la analogía anterior no tiene ningún sentido, en el siguiente vídeo, se explica claramente, la importancia que tienen los aditivos alimentarios, desde la perspectiva de la seguridad de los alimentos.

El resumen de la ortorexia, queda recogido, a grandes pinceladas en el siguiente vídeo:

¿Qué población es la que sufre ortorexia?

La ortorexia es una alteración que se presenta en personas con un poder adquisitivo lo suficientemente alto, como para poder elegir esos alimentos «orgánicos, ecológicos o bio», supuestamente más sanos, pero también considerablemente más caros.

personas-ortorexia-comida-sana

No es un problema exclusivo de adolescentes preocupadas por seguir las pautas de alimentación de sus ídolos.

Tampoco se puede atribuir únicamente a mujeres de más edad, obsesionadas en llevar una alimentación sana y natural.

Desgraciadamente los hombres, ya sean adultos o adolescentes, también pueden verse afectados.

Realmente no hay datos fiables sobre el porcentaje de población que sufre este trastorno.

En lo referente a su prevalencia, se dispone de muy pocos. En los países desarrollados, se considera un trastorno emergente.

Los resultados de un estudio efectuado en una universidad española muestran una elevada prevalencia de ortorexia entre estudiantes universitarios y su relación con una peor imagen corporal, una mayor preocupación por el aspecto físico y con conductas características de los trastornos del comportamiento alimentario.

Más información en la siguiente infografía:

¿Cuáles son las causas de la ortorexia?

Como antes se ha comentado, cuando de intentar llevar una alimentación sana, se pasa a obsesionarse con los alimentos, procurando que estos tengan un determinado origen y la persona pasa horas y horas, pensando y preparando lo que va a comer, ya se tiene el caldo de cultivo idóneo, para que se de una ortorexia.

Esa es la base que subyace en este problema ligado a la alimentación.

Analizando la etiología, se observa que hay una serie de factores predisponentes:

  • Preocupación por un estilo de vida saludable, lo que se denomina la cultura healthy.
  • Alto poder adquisitivo para poder comprar esos alimentos sanos (ecológicos, bio, …), que son considerablemente más caros.
  • Trastornos del comportamiento alimentario previos, como anorexia o bulimia.
  • Personalidad muy rígida y obsesiva.
  • Creencia de que ellos son mejores que el resto, porque se sacrifican para estar más sanos.

En relación con este último punto, no se debe hacer de la dieta una cuestión moral, otorgando propiedades morales (valga la redundancia) a los alimentos. Esto es un gran error, carente de justificación.

Especial mención merece el denominado movimiento realfooding, el cual apuesta por comer «comida real» no ultraprocesada, que en determinados ambientes puede predisponer a ese «repudio» de los alimentos procedentes de la industria, con la consiguiente ayuda a favorecer la ortorexia, en determinadas personas con ciertos antecedentes y en ambientes concretos.

Este punto quedaría incompleto, si no se mencionase el factor favorecedor que juegan los fraudes alimentarios o los fallos en la seguridad alimentaria, que ocasionalmente se producen. Estos problemas vienen a dar la razón a quienes, ya de por sí, dudan de la calidad y seguridad de los alimentos fabricados por la industria.

A esto se le añade, esa «exigencia social», de que físicamente el cuerpo tiene que ajustarse a un determinado canon de belleza, unido a la «obligatoriedad de llevar una dieta sana y hacer ejercicio», y sin duda, en personas con una mentalidad muy rígida, predispone al desarrollo de una ortorexia.

Por último, la llegada del fitness y su éxito posterior, en sí no tiene nada de negativa, al contrario, facilita el llevar una vida saludable, pero en determinados contextos y situaciones, puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Los problemas aparecen cuando las mentes (este trastorno suele darse en personas exigentes consigo mismas) se centran en conseguir unas metas inalcanzables, sin reconocer que su vida está cada vez más centrada en esa preocupación por la alimentación sana, la cual a su vez, la va aislando del resto de sujetos que integran su esfera vital, sintiéndose culpables si en algún momento rompen esas normas autoimpuestas.

¿Cuáles son los síntomas de la ortorexia?

Hay estudios que indican que quienes sufren ortorexia presentan un trastorno psicológico más profundo, de modo que esa obsesión por la comida sana, sería solo la punta del iceberg.

En lo que respecta a los síntomas, ¿qué comportamientos pueden alertar de que alguien padece esta alteración?

ortorexia-persona-síntomas

Precaución ante los siguientes comportamientos:

  • La preocupación constante por la alimentación.
  • El deseo obsesivo por planificar sus comidas.
  • El establecimiento de unas reglas muy estrictas respecto a los alimentos que toman.
  • El reconocimiento público de que su alimentación es más saludable que la del resto.
  • El establecimiento de unas normas determinadas a la hora de preparar sus alimentos.
  • Los rituales de preparación, cada vez ocupan más tiempo, sin aportar ningún valor nutricional.
  • La obsesión por la calidad o pureza de los alimentos llega a tal extremo, que acaban provocándole restricciones y carencias dietéticas que afectan de forma importante a su salud.
  • Suelen incluir los distintos alimentos en uno de los tres grupos antes mencionados: peligrosos, artificiales, saludables.
  • Con frecuencia experimentan frustración y ansiedad, cuando transgreden o no cumplen rigurosamente los criterios y rituales que se han autoimpuesto.
  • Intentan «paliar» esa culpa motivada por la ruptura de su dieta, mediante acciones purgativas, similares a las que llevan a cabo quienes padecen bulimia.
  • Tienden a creer que estar solos es la única manera de controlar completamente todo el proceso de preparación de alimentos.
  • Existe riesgo de aislamiento social.

¿Cuáles son las consecuencias derivadas de la ortorexia?

La ortorexia tiene diversas consecuencias, que afectan al organismo a diversos niveles, destacando fundamentalmente:

  • La esfera psicológica.
  • La esfera nutricional.
  • La esfera netamente corporal.

Dentro de esas consecuencias, una de las que tiene mayor repercusión es que quien la sufre pierde la capacidad de comer instintivamente, de saber cuándo tiene hambre, la cantidad que necesita y cuándo está llena.

Si el problema nutricional que se acaba de citar, ya tiene serias consecuencias, a este habría que añadirle, la problemática psicológica que origina:

El hecho de ejercer un constante autocontrol sobre la alimentación genera una presión muy grande que puede llegar a ser experimentada como muy agotadora. Este estado suele generar un alto nivel de irritabilidad y más tarde podrían desarrollarse trastornos de ansiedad o depresión. Por otra parte la autoestima, siendo directamente vinculada al cumplimento/incumplimiento de las reglas alimentarias, podría verse afectada cuando la persona siente que no ha seguir su plan alimentario.

Julia Farré

Por último, estarían las consecuencias corporales o físicas derivadas de lo que, inicialmente se inicia como una alimentación saludable, pero finalmente acaba convirtiéndose en una dieta restrictiva.

Aquí aparecen problemas, tales como:

  • Anemia.
  • Deficiencias de diferentes vitaminas y minerales.
  • Considerable pérdida de peso.
  • Osteoporosis.
  • Problemas tiroideos.
  • Hipotensión.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Debilitamiento del sistema inmune.
  • Infertilidad.
  • Déficits nutricionales o desnutrición.

En el siguiente vídeo, se resumen las principales ideas expuestas hasta aquí en relación con la ortorexia:

¿Cómo se diagnostica la ortorexia?

El diagnóstico de la ortorexia, como el de cualquier otra alteración, debe realizarse lo antes posible.

Pero en este caso concreto, pensar que alguien que se preocupa por llevar una alimentación sana, pueda tener un trastorno del comportamiento alimentario, es algo difícil de imaginar. Clic para tuitear

Hay ciertos comportamientos, que pueden hacer sospechar:

  • Presumir de que se come de todo, pero sano.
  • Negarse a comer ciertos alimentos (alimentos prohibidos) que la persona afectada considera no saludables, con la excusa de «me sienta mal», «me salen granos», y por lo tanto, renunciar a comer con amigos o fuera de casa.
  • Pasar mucho tiempo preparando la comida.
  • Comprobar las etiquetas de lo que compra en el supermercado, adquirir pocos alimentos y tardar mucho tiempo.

La persona que sufre este problema:

  • busca ávidamente información sobre los alimentos que come
  • a veces las fuentes donde consigue esa información no son las más aconsejables (perfiles de redes sociales detrás de los cuales no hay un divulgador cualificado)
  • cualquier información es interpretada de forma totalmente rígida (la presencia de un determinado conservante en un alimento, aunque sea en una cantidad mínima, es suficiente para desechar ese alimento)
Un punto importante, es que actualmente, la ortorexia no está considerada como un trastorno del comportamiento alimentario según el DSM-V. Clic para tuitear

Ahora bien, llegados a este punto conviene aclarar el siguiente hecho:

Si la persona solo se preocupa por llevar una alimentación sana y hacer ejercicio, sin obsesiones de ningún tipo, de modo que ni el ejercicio físico, ni la comida sana interfieren para nada en su vida, ahí no puede hablarse de ortorexia.

Sin embargo, es relativamente común que la situación se complique y aparezcan comportamientos llevados al límite, que afectan de lleno a la vida cotidiana de la persona.

Aunque todavía escasos, los estudios en torno a la ortorexia parecen confirmar que detrás de esta obsesión por “comer limpio” subyace con frecuencia un trastorno psicológico. Clic para tuitear

A veces la situación comienza con la intención de mejorar la salud, tratar una enfermedad o perder peso. Pero cuando esa intención se lleva al extremo y la dieta pasa a un primer plano, que hace que comer sano sea una obsesión, ahí ya sí existe un desorden psicológico.

Además de la exploración física y las pruebas necesarias (usualmente suelen incluir una analítica sanguínea para ver las alteraciones que ha producido esa alimentación restrictiva), en este caso, se efectúa el denominado test de Bratman.

Continuando con el diagnóstico, un hecho que diferencia a alguien que sufre de ortorexia, comparado con alguien que sufre anorexia, es que en el primer caso, la persona lo reconoce abiertamente; es algo de lo que presume. Por el contrario, un paciente con anorexia, tratará de negarlo y que pase desapercibido.

Puesto que el número de trastornos del comportamiento alimentario, parece que se va incrementando progresivamente, es conveniente hacer un diagnóstico diferencial entre varios de ellos:

  • Ortorexia.
  • Anorexia.
  • Vigorexia.
  • Permarexia.

¿Tiene tratamiento la ortorexia?

La ortorexia, se inicia como una "loable afición" a comer alimentos sanos, para acabar convirtiéndose en una obsesión enfermiza que sólo permite al afectado consumir un restringido número de alimentos. Clic para tuitear

Al hablar de las consecuencias de este problema, estas se han dividido en tres apartados:

  • Consecuencias mentales, ligadas a una determinada forma de ser.
  • Consecuencias nutricionales, ligadas a mantener una buena relación con la comida.
  • Consecuencias físicas o médicas, ligadas a que el organismo funcione de manera correcta.

En efecto, la ortorexia tiene tratamiento, pero este será un tratamiento multidisciplinar, que requiere el trabajo complementario y coordinado de tres profesionales:

PSICÓLOGOS: para que se produzca esa recuperación en el plano mental, es básico que el afectado supere el sentimiento de culpa que se apodera de él cuando consume alimentos normales. A su vez la persona afectada tiene que concienciarse de que su obsesión por la comida sana, es una actitud enfermiza, y es fundamental como primer paso para su curación, que esa obsesión desaparezca de su mente.
DIETISTAS-NUTRICIONISTAS: es necesario que la persona afectada cambie su punto de vista hacia los alimentos: la composición nutricional de estos y cómo se produce el proceso nutricional. Otra de sus misiones es corregir el posible déficit nutricional existente, y fundamentalmente concienciar al paciente de la necesidad de llevar una dieta variada y equilibrada, olvidando el extremismo de la perfección. Uno de los puntos que también debe llevar a cabo es el de enseñar a la persona a escuchar las señales que le manda su propio cuerpo (comer cuando hay hambre, percibir el sentido de saciedad, ...)
MÉDICOS: fruto de la rigidez y restricciones autoimpuestas por quien padece ortorexia, se producen una serie de desarreglos hormonales, deficiencias vitamínicas y diferentes problemas que pueden incluir ansiedad u otros cuadros patológicos, que afectan gravemente la salud del afectado. El médico se encargará de pautar la medicación necesaria para corregir todos esos desarreglos y conseguir restituir esa salud quebrantada, ayudando junto con el resto de profesionales a que el paciente normalice su relación con la comida. 

¿Es prevenible la ortorexia?

Por supuesto que se puede prevenir. En la siguiente presentación, se enumeran  las recomendaciones que debes tener en cuenta para prevenir la ortorexia.

Mi recomendación

La rigidez en la alimentación que provoca la ortorexia, acaba haciendo que la persona se desnutra y se generen diferentes desequilibrios y alteraciones que ponen en serio peligro la vida del enfermo.

La detección de estos desarreglos se puede efectuar con una analítica.

El conseguir una analítica sanguínea, sin complicaciones, es muy fácil a través de la empresa MELIO, una empresa que te permite ir al laboratorio más cercano a tu domicilio, donde te extraen la sangre y en menos de 48 horas, tienes el resultado del análisis en tu e-mail.

MELIO te proporciona el resultado del análisis, junto al informe del mismo, realizado por los médicos que trabajan en esta empresa.

En este caso para detectar un problema renal, habría que hacerse un PERFIL PLUS, que mide los parámetros necesarios para detectar los principales desajustes que puedan estar sucediendo en el organismo.

Pinchando en el enlace anterior y siguiendo las instrucciones que aparecen en la web, finalmente añadiendo el bono que dice MIWEBDESALUD, se consigue un descuento sobre el precio final. (ante cualquier duda, contacte conmigo a través del formulario de contacto de la web).

Si te gusta, ya sabes, COMENTA y DIFUNDE. Gracias.

¡Imprime el post para tenerlo siempre a mano y compártelo en redes!
Guardar en Pdf
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
cosas-debes-saber-sobre-salud-infancia-ancianidad

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

"Farmacéutica, que haciendo uso de las nuevas tecnologías ofrece consejos de salud y atención personalizada, siempre bajo el lema "ayudando a mejorar tu calidad de vida a través de la web""

Deja un comentario

Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web.

Finalidad: gestionar los comentarios que realices en el blog.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: SiteGround (proveedor de hosting) dentro de la unión europea. (Política de privacidad de SiteGround)

Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Puedes consultar la información sobre Protección de Datos de mi web y mi política de privacidad.

ADELA-EMILIA GÓMEZ AYALA (Farmacéutica)

Esta web tiene el certificado de Portales Médicos (WiS)

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.