autismo-cabecera

¿QUÉ SABES SOBRE EL AUTISMO?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp
Email
Print

Un nuevo post, un nuevo tema y una nueva oportunidad para incrementar tus conocimientos sanitarios.

Tema elegido: el autismo.

Te preguntarás: ¿Y por qué nos habla de esto?

Respuestas:

  • Porque lo considero un tema relevante.
  • Porque hay muchas personas que cuando oyen hablar del tema, lo consideran el peor de los males que te pueden tocar.

Realmente, el autismo es un tema muy complejo, con numerosas repercusiones en la vida de quien lo tiene Clic para tuitear

Por lo tanto, en este post te voy a hablar sólo de 8 puntos que son, a mi modo de ver, los más básicos.

Para profundizar más en el tema, te aconsejo que veas los 3 vídeos del programa La Aventura del Saber dedicados al Trastorno del Espectro Autista, programa emitido por TVE:

Sin embargo, yo te recomiendo que primero leas el post, y luego veas los vídeos (una simple sugerencia personal).

 

Trastorno del espectro autista

El trastorno del espectro autista es un trastorno del neurodesarrollo que afecta al comportamiento, la comunicación y las destrezas sociales del niño.

Se habla de espectro, porque las manifestaciones habituales, aunque tienen un núcleo común, varían considerablemente de unas personas a otras, en cuanto a intensidad y expresiones.

En el gráfico siguiente se muestran las características nucleares de este trastorno.

autismo-caracteristicas-nucleares
Por cortesía de María José Mas @NEC_blog

 

Hay quienes consideran que el autismo no es un trastorno, sino una muestra de la neurodiversidad humana propia del ser humano.

En este sentido, conviene destacar el testimonio de Josef Schovanec, un auténtico genio de las matemáticas y doctor en filosofía, quien afirma que él piensa de forma diferente.

Se ha puesto de manifiesto que el autismo es más frecuente en niños, que en niñas. Aproximadamente entre 3-4 niños son diagnosticados de autismo por cada niña. Sin embargo, cuando éstas presentan un trastorno del espectro autista, los casos son más graves.

De un tiempo a esta parte, se está prestando mayor atención al autismo en la mujer.


Esta diferencia por sexos también se observa en otros trastornos ligados al neurodesarrollo, tales como  trastorno de déficit de atención con hiperactividad y los trastornos específicos del lenguaje.

La complejidad cerebral

Actualmente se conocen bastantes cosas sobre el cerebro, pero es aún una información muy fragmentada.

Entre sus características destacan la plasticidad y la estabilidad. Tú pensarás probablemente, y eso qué importancia tiene.

Pues mucha, ya que estas propiedades permiten que los humanos podamos aprender y memorizar.

En el siguiente vídeo, la doctora María José Mas, explica detenidamente el funcionamiento de este órgano.

<div style=” position: relative;padding-bottom: 56.25%;padding-top: 35px;height: 0;overflow: hidden;”>
<iframe scrolling=”no” src=”https://www.eitb.eus/es/get/multimedia/screen/id/5854056/tipo/videos/divulgacion/” frameborder=”0″ marginwidth=”0″ marginheight=”0″ scrolling=”no” style=”position: absolute;top:0;left: 0;width: 100%;height: 100%;” ></iframe></div>

También se tiene un conocimiento bastante amplio sobre funciones aún más complejas, que tienen que ver con el pensamiento, las emociones, el movimiento,…

En definitiva, el cerebro es la parte del cuerpo responsable de las capacidades cognitivas (capacidades superiores) del hombre.

autismo-cerebro-cognición
Por cortesía de María José Mas @NEC_blog

 

Más información sobre la complejidad del cerebro está disponible en los siguientes enlaces:

  1. El cerebro es tan complejo como el universo.
  2. La aventura de tu cerebro.

Desde el momento de la concepción de un nuevo ser humano, se inicia el desarrollo de los diferentes sistemas corporales que permitirán posteriormente el correcto funcionamiento del cuerpo.

Es lógico, por tanto, que desde ese momento empiece también a desarrollarse el sistema más complejo del organismo: ¿sabrás cuál es? El SISTEMA NERVIOSO.

El proceso de desarrollo del sistema nervioso, técnicamente se conoce como neurodesarrollo.

Es este un proceso bastante largo, que empieza con la fecundación del óvulo y acaba cuando se genera un cerebro adulto que funciona. ¿No me negarás que el proceso no es largo?

No puedes negármelo, es un proceso largo.

Y por si esto fuera poco, puesto que el sistema nervioso es como el procesador que controla el funcionamiento de un ordenador, dicho sistema controla y coordina todo el funcionamiento corporal.

Esto supone que a lo largo del proceso de neurodesarrollo pueden distinguirse diferentes etapas, cada una de las cuales corresponde a la consecución de una característica o función del sistema nervioso.

Como no podía ser de otra forma, en este proceso de desarrollo del sistema nervioso incluyen numerosos factores:

  • Unos internos o genéticos (no modificables).
  • Otros externos o ambientales (modificables).

Este vídeo muestra cómo se produce el desarrollo cognitivo de un niño, un proceso extraordinario del cual muchos no nos percatamos (me incluyo) pues nos pasamos los días con la baba caída viendo cada uno de los progresos de nuestro churumbel.

Origen

En la definición de autismo, se habla de que existe un trastorno del desarrollo del sistema nervioso.

Siguiente pregunta: ¿qué provoca o de dónde proviene el trastorno en cuestión?

Al analizar el origen de cualquier patología, siempre hay factores internos y factores externos (esto supongo que lo habrás oído en más de una ocasión).

Factores internos o endógenos

Actualmente se sabe que en el autismo existe una base genética Clic para tuitear

En este sentido, hay numerosos estudios que lo confirman.

Que se necesitarán más estudios para conocer mejor los genes afectados, es algo que se da por sentado.

Con independencia de que el autismo sea considerado como un trastorno, o bien, como ejemplo de la diversidad que hay entre unas personas y otras, lo cierto es que las diferentes investigaciones realizadas, bien en animales, o bien en humanos, demuestran que hay una serie de genes alterados.

Dichos genes realizan funciones muy específicas (como cualquier otro gen del organismo), por lo tanto, la alteración de uno u otro, o incluso de varios, va a dar como resultado la presencia de unas determinadas características del espectro autista.

En este contexto, se ha estudiado también la contribución hereditaria (las famosas leyes de Mendel) en lo referente a la expresión de los genes afectados.

A nivel práctico, cuando los padres de un niño con problemas de autismo reciben el correspondiente informe genético de su hijo, su pregunta es: ¿y qué hago yo con esto?, ¿qué importancia tiene este informe respecto a mi hijo? 

La explicación, como comprenderás, no es sencilla, ni es plato de gusto; pero un informe genético puede ser útil para:

  1. Efectuar pruebas prenatales.
  2. Investigar posibles fármacos genéticos.
  3. Estudiar otros posibles medicamentos útiles para el tratamiento.
  4. Mejorar un diagnóstico.

Siendo sinceros, en el caso de los padres puestos como ejemplo, dicho informe no les resuelve gran cosa; al contrario, se les exige un “esfuerzo de comprensión y una generosidad” dignas del mayor de los respetos y consideración posibles.

Factores externos o ambientales

En cualquier artículo donde se trate el origen de una determinada enfermedad o trastorno, los factores endógenos siempre son menos polémicos. En contraposición, cuando se habla de los factores ambientales, el tema suele ser bastante controvertido, con opiniones sumamente diversas.

Dicho esto, empezamos a ver tales factores.

Medicamentos

Respecto a los fármacos y el autismo, el medicamento más polémico es el paracetamol. Clic para tuitear

Este fármaco ha sido relacionado con el autismo y la hiperactividad.

farmacos y autismo

Según los estudios consultados, un consumo excesivo (¿qué cantidad de medicamento se considera excesiva?) de paracetamol durante el embarazo, incrementa el riesgo de que el bebé sufra autismo e hiperactividad.

La asociación paracetamol y autismo, se ha observado fundamentalmente en varones.

Este medicamento actúa sobre unos receptores, que a su vez intervienen en el proceso de maduración de las neuronas; de ahí la asociación.

Vacunas

La supuesta relación entre las vacunas y el autismo, se centra en la vacuna triple vírica, la cual supuestamente provoca este trastorno.

La polémica con relación a esta vacuna y el autismo se inició a raíz de un estudio llevado a cabo por un médico británico y publicado en una prestigiosa revista de investigación.

Es obvio que esto generó el consiguiente rechazo frente a todas las vacunas (esos bichitos muertos que te pinchan) y tras numerosos estudios posteriores, los diferentes organismos de mayor prestigio internacional, han concluido que no hay ninguna relación entre esta vacuna y el autismo.

Posteriormente se supo que el estudio inicial era fraudulento (ya sabes, cosas que pasan…).

Sin embargo y a pesar de todos los desmentidos de los organismos internacionales, el daño ya estaba hecho. (Ya sabes, el cuento de la gallina, las plumas y el viento….), pues esto ha generado la aparición de un influyente grupo de antivacunas, que ha hecho que en bastantes países, más de un padre y más de 2 hayan optado por no vacunar a sus hijos, provocando la reaparición de enfermedades ya casi erradicadas como el sarampión.autismo-sarampión-antivacunas

En medio de semejante berenjenal, y partiendo de la base de que el miedo es libre, se ha comprobado que los niños con autismo y sus hermanos se vacunan menos.

Fiebre

La relación entre la fiebre y el autismo es otro tema polémico, que surgió a raíz de que un importante grupo de padres “observaron” que sus hijos diagnosticados de trastorno del espectro autista, mejoraban cuando tenían fiebre.

Esta consulta efectuada a un prestigioso pediatra, condujo a que éste iniciase un estudio.

Los resultados existentes hasta ahora, no han aportado ningún resultado concluyente, ni tampoco han dejado ningún cabo suelto que permita a los investigadores profundizar en tales investigaciones.

Edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales incluyen un amplio grupo de sustancias tales como aspartamo, sucralosa, glicerol, sorbitol,…, las cuales han sido consideradas como factor de riesgo para el autismo.

Dicha relación proviene de determinados sectores, que atribuyen el origen del autismo a una sobrecarga de “sustancias tóxicas” por parte de la madre durante el embarazo.

La supuesta relación sería la siguiente: epidemia de obesidad, tanto en mujeres gestantes (embarazadas) como en no gestantes, que intenta ser frenada sustituyendo el azúcar por estos edulcorantes.

Dichos compuestos están presentes en numerosos alimentos, tanto naturales, como precocinados.

Hasta ahora, la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense, la conocida FDA, considera que estas sustancias son seguras, si se consumen en cantidades limitadas.

Algunos estudios han demostrado que el aspartamo es capaz de matar neuronas y, en este sentido, esta sustancia ha sido incluida en el grupo de compuestos tóxicos capaces de provocar enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer.

En lo referente a estos edulcorantes y el autismo, no hay estudios que hayan demostrado esta supuesta relación.

Gluten y caseína

El gluten y la caseína son 2 proteínas presentes en los alimentos, en algunos alimentos, no en todos, obviamente.

Hay estudios que indican que el gluten puede causar o agravar el autismo. Clic para tuitear

Es lógico que a raíz de estos resultados, muchos padres pidan que sus hijos reciban una dieta sin gluten.

En principio, los estudios existentes sólo indican que esa dieta sin gluten sólo “mejoraría” los síntomas en aquellas personas que junto con las manifestaciones propias del autismo, tienen también problemas gastrointestinales.

Por lo tanto, este planteamiento sólo sería válido para un grupo de niños con autismo.

Hasta ahora no se sabe si los niños en los que junto con el autismo, existen manifestaciones gastrointestinales, son intolerantes al gluten, o bien, si la relación es al revés.

Como te habrás dado cuenta, en este caso sería perfecta la comparación con “el huevo y la gallina”: ¿qué fue primero?

Áreas afectadas

En el autismo, hay 3 pilares básicos cuya alteración hace presuponer la existencia de un trastorno del espectro autista.

Esos 3 pilares son lo que hemos llamado características nucleares del autismo (visto en el apartado 1, donde se define el autismo).

Dichas características nucleares afectan a las siguientes capacidades:

Sociabilidad 

En este trastorno hay una alteración de la sociabilidad, lo que supone dificultades para interactuar con otras personas en un contexto social cualquiera.

AUTISMO-NIÑO2

Íntimamente ligado con la sociabilidad, está el contacto visual. Desde la perspectiva diagnóstica dicho contacto resulta fundamental para hacer un diagnóstico temprano.

La ausencia de dicho contacto, su desarrollo atípico o las dificultades en el mismo, son características (en mayor o menor grado) en todas las personas con TEA.

La falta de contacto visual, o bien, el contacto visual inadecuado, afecta notoriamente el aprendizaje y el desarrollo social en niños y adolescentes con este tipo de alteración.

Lenguaje

Existe una alteración el lenguaje, de modo que la comunicación de esta persona se ve afectada.

Esta alteración tiene que ver con la producción y la comprensión, tanto del lenguaje hablado como de los gestos.

Conducta

En las personas con trastorno del espectro autista se producen alteración de conducta; a modo de ejemplo, es posible encontrar:

  • Conductas rígidas y repetitivas.
  • Intereses bastante específicos (suelen hablar o jugar siempre a lo mismo).
  • Dificultades para comprender ideas abstractas o ideas simbólicas.

Otras

Si te has leído todo lo anterior, especialmente el apartado correspondiente a la complejidad cerebral, recordarás que allí se decía que el cerebro es como el microprocesador que controla el funcionamiento del ordenador, pero evidentemente referido al cuerpo.

En el autismo hay un trastorno en el desarrollo del cerebro, luego en estas personas es posible encontrar otros problemas, además de las ya citados.

Estos problemas tienen que ver con:

  • La movilidad (técnicamente conocida como motricidad).
  • El aprendizaje.
  • El sueño.
  • La percepción a través de los sentidos.

El siguiente vídeo  muestra cómo percibe la persona autista el mundo que le rodea, así como sus dificultades para relacionarse socialmente e interactuar con otros sujetos.


Como también se comentó en la definición, se habla de espectro porque el grado de afectación de estas capacidades no es igual para todos los niños, e incluso, en un mismo niño, una capacidad puede verse severamente afectada, mientras otra lo está de forma leve.

Alteraciones sensoriales

En apartados anteriores se han citado muy de pasada las alteraciones sensoriales del autismo.

Estas alteraciones sensoriales pueden ser por exceso (ante un estímulo que para una persona es normal, para el niño con autismo, ese estímulo es insoportable), o bien, estas alteraciones también pueden ser por defecto (caso contrario al anterior).

¿Qué estímulos pueden verse implicados?

Pues estímulos de todo tipo: imágenes, sonidos, olores, tacto,… Clic para tuitear
autismo-sentidos
Por cortesía de María José Mas @NEC_blog

 

Estas alteraciones condicionan enormemente la conducta del afectado, con la consiguiente repercusión a nivel familiar.

Por suerte, estas alteraciones desaparecen o disminuyen notablemente en la edad adulta.

Así  percibe el niño con autismo, los diferentes estímulos existentes en un centro comercial.


En este contexto, merece la pena intentar comprender cómo percibe el niño con un trastorno del espectro autista, los ruidos de la pirotecnia propios de numerosos festejos.

Están surgiendo iniciativas que proponen sustituir los ruidos de la pirotecnia por luces, de este modo, todos disfrutarían de las fiestas.

Sueño

Tú que me lees habitualmente, sabes mi lema (siempre que existe la posibilidad de que algo se complique……).

Pues en efecto, otras alteraciones que pueden surgir en un niño con un trastorno del espectro autista, son las que tienen que ver con el sueño.

Dormir el número adecuado de horas es fundamental durante los 2 primeros años de vida y en la adolescencia.

Los niños con patrones de sueño alterados presentan problemas que afectan a su conducta, a su aprendizaje, y consecuentemente, a su salud.

En los niños con trastorno del espectro autista, los problemas relativos al sueño son bastante más comunes, que en otros niños sin esta alteración.

A los problemas que presenta el niño con autismo, hay que sumarle los derivados de un inadecuado patrón de sueño. Es evidente que la situación familiar, ya de por sí nada fácil, se complica con la presencia de alteraciones del sueño.

Con independencia de que el niño haya sido diagnosticado de algún problema relativo al desarrollo neurológico, cualquier problema relativo al sueño que afecte a la criatura, debe ser comentado con su pediatra.

Problemas digestivos

Los problemas digestivos son frecuentes en la población pediátrica, y por lo tanto, también se dan en niños con autismo.

Actualmente se está estudiando si tales problemas digestivos tienen que ver con los desórdenes que afectan a los sentidos y a la conducta de niños con autismo, ya que estos problemas afectan a la alimentación de estos niños, los cuales pueden mostrar preferencia o rechazo por ciertos alimentos, con un determinado sabor o color.Los estudios disponibles hasta ahora, asocian estos problemas con alteraciones del sueño e intolerancias alimentarias, pero no muestran relación con la conducta o la irritabilidad.


Es obvio que este comportamiento alimentario va a generar problemas nutricionales, e incluso, desnutrición.

Salta a la vista, pues, que son necesarios más estudios para averiguar esta relación.

Alteraciones en el procesamiento de la información

Algunos estudios sugieren que entre las diferencias que separan a los niños con TEA de los niños normotípicos, se incluyen diferencias:

  • De la visión amplia frente al detalle.
  • Entre el procesamiento de la información global y el proceso de la información local.

Si quieres profundizar más en este tema, te aconsejo el siguiente artículo “Procesamientos local y global en TEA“.

Diagnóstico

El diagnóstico del trastorno del espectro autista es un diagnóstico clínico, ya que no hay ninguna prueba o sustancia que se pueda medir en una analítica, y en función del resultado, decir, pues hay autismo o no lo hay.

Por lo tanto se efectúa valorando el desarrollo y la conducta del niño.

Los TEA pueden detectarse desde muy temprana edad, pero ello conlleva un alto índice de sospecha, tanto por parte de los padres como de los profesionales.

Hasta hace relativamente unos cuantos años, el autismo se detectaba aproximadamente a partir de los 3 años, pero suponía un retraso que, como comprenderás, repercutía negativamente en el desarrollo y pronóstico del afectado. niños-autismo-llanto

Los profesionales especializados en esta alteración han establecido unas señales de alerta, cuya presencia permite efectuar un diagnóstico a partir de los 18 meses.

Si en cualquier patología o alteración, un diagnóstico precoz puede ser decisivo, en el caso de las alteraciones que tienen que ver con el desarrollo del sistema nervioso, dicha detección es fundamental, tanto para concienciación de la familia, como para iniciar la intervención profesional cuanto antes.

Si esas alteraciones que sirven de alerta, no están presentes, pues obviamente, habrá que estudiar de forma detenida y profunda cada caso, para establecer cuál es la forma de intervención más idónea.

Antes de continuar avanzando en este tema, me gustaría que te quedase muy clara una idea: la atención temprana del menor es fundamental para asegurar el mejor pronóstico posible del afectado.

Cuanto antes se efectúe el diagnóstico de autismo o de cualquier otro trastorno del neurodesarrollo, mejor será el pronóstico, pues obviamente, antes se pondrán en marcha medidas o tratamientos correctores.

Los últimos estudios indican que aproximadamente 1 de cada 175 niños sufre un TEA. En general, se admite que el diagnóstico de autismo se está incrementando, con independencia del país del que procedan los datos epidemiológicos.

Podría hablarse de una epidemia diagnóstica, y de hecho este es un tema controvertido para los distintos investigadores.

Parece ser que en la actualidad, la facilidad para diagnosticar el autismo o un TEA se ha incrementado, lo que hace pensar, que no todos los diagnósticos se corresponden con casos de autismo. Cuadros como la parálisis cerebral, la discapacidad intelectual o la epilpesia, entre otras alteraciones neurológicas, son diagnosticados como inicialmente como autismo, aunque posteriormente se comprueba, que no se corresponden con este cuadro.

Repercusiones familiares

A nivel familiar, como es lógico, los padres esperan que su hijo sea “normal” y se desarrolle sin problemas.

Pero poco a poco, empiezan a percibir que el niño no habla, se enrabieta,…, y a partir de ahí, comienza la peregrinación a las consultas de diferentes especialistas.

Uno de ellos, les dirá que su hijo tiene un trastorno del espectro autista, una característica que le acompañará para el resto de sus días.

Con independencia, de que al llegar a la edad adulta y habiendo recibido los oportunos “tratamientos”, ese niño pueda desenvolverse bien e incluso ser un “cerebrito” en una determinada materia, el jarro de agua fría, es tremendo.

Como imaginarás, si los padres sólo conocen los 4 mitos asociados al autismo, es evidente que su reacción es la de derrumbarse.


Sin embargo, a medida que el profesional oportuno y las diferentes asociaciones empiezan a explicarles las características de este trastorno, su reacción será más favorable, implicándose mayoritariamente en ayudar a un hijo, cuyo cerebro “piensa” diferente.

No se puede negar que las dificultades del lenguaje del niño, harán que este requiera más cuidados y sea más dependiente.

Esa dependencia será mayor fundamentalmente respecto a la madre. Clic para tuitear

La evolución del niño va a depender fundamentalmente del entorno que le rodee, el cual puede actuar de modo favorable o desfavorable.

autismo-ambiente

A modo de ejemplo, de cómo la lucha y el esfuerzo continuado pueden mejorar la evolución del niño con un trastorno del espectro autista, te dejo este vídeo:

Otro punto de suma importancia, es conseguir que los hermanos del niño con autismo, entiendan que éste es una condición, no una enfermedad, y por lo tanto, no se va a curar.

autismo-familia

Ese proceso de informar al hermano, deberá efectuarse preparando la situación y eligiendo el momento más idóneo; existe la posibilidad de facilitarle materiales informativos adaptados a su edad.

Para acabar ya este punto, y puesto que como tú sabes, en este mundo hay gente para todo, conviene recalcar la siguiente idea:

A veces, otros parientes o vecinos con buena fe, hacen determinados comentarios que son totalmente inadecuados para unos padres cuyo hijo presenta autismo.

Escolarización y aprendizaje

Supongo que sabes que cada niño, y en general, cada persona es un mundo. Esto es válido a nivel de niños normotípicos (niños que han tenido un desarrollo neurológico normal).

En el caso de los niños con trastorno del espectro autista, esta diversidad de unos niños a otros es enorme.

Por lo tanto sus capacidades y su facilidad para el aprendizaje son muy diferentes y, además, pueden ser muy buenos en determinadas materias.

Así pues, la escolarización de un niño con autismo va a depender de diversos factores, tales como:

  • Factores dependientes del niño.
  • Factores dependientes del centro.
  • Otros factores.

Hay quienes opinan que pueden ir a un colegio normal con recursos de apoyo. Sin embargo, esta opción no siempre es tan fácil de llevar a la práctica; en el artículo “Elegir colegio cuando tu hijo tiene autismo, entre la pesadilla y la entelequia“, se describen algunas de las situaciones a las que han tenido que enfrentarse algunos padres para poder escolarizar a sus hijos.

Un ejemplo de como la inclusión puede funcionar, es la experiencia que se narra en el siguiente vídeo:


En otros casos, son las propias autoridades educativas, quienes deciden de antemano si un niño con autismo debe estar en un colegio o en otro. Un ejemplo de este tipo de situaciones lo puedes encontrar en el siguiente artículo.

Realmente la situación no es halagüeña, aunque hay profesores con la suficiente empatía, como para ver más allá de lo que reflejan la puntuación de los exámenes y comprender la situación que vive esa persona.

Un ejemplo es la carta escrita por una profesora a un niño con autismo.

Por último, señalar que la robótica y las nuevas tecnologías están creando diferentes aplicaciones para ayudar a personas con necesidades especiales: “Un robot con sentimientos“.

 

Mitos y falsas creencias

El autismo, dados los escasos conocimientos que muchos tienen sobre él, ha generado muchos mitos y un gran temor en los familiares de la persona con este trastorno.

Afortunadamente, hoy se dispone de estudios que permiten desterrar muchos de estos miedos injustificados, aunque también es verdad, que aún falta mucho por saber. En el siguiente vídeo se trata ese tema abiertamente.


Progresivamente, la sociedad ha ido teniendo una mayor información sobre el autismo; diferentes películas  realizadas durante los últimos años han contribuido a su conocimiento y a su aceptación.

Un punto fundamental, nunca utilices la palabra autista en sentido peyorativo, o como insulto, pues de esa forma discriminas a quién si tiene este trastorno, y contribuyes al mantenimiento de mitos que tanto dolor han generado.

En la siguiente presentación, se analizan esas creencias a la luz de los conocimientos actuales.

 

Autismo y pseudoterapias

Desgraciadamente, el autismo por las características que lo rodean, es el prototipo de “situación” donde las pseudoterapias, pueden hacer su “agosto”.

Un comportamiento diferente respecto a lo que se considera “normal”, el mazazo que supone para los padres recibir este diagnóstico, todas las “dificultades” que se plantean relativas a su escolarización, a su capacidad de interacción social, hace que los padres estén bastante “predispuestos” a prestar oídos a quienes les prometen una curación del autismo.

Hay quienes proponen la biodescodificación como opción terapéutica. Un ejemplo:

Por otro lado, los hay que afirman la utilidad del MMS para su curación: “MMS en un niño autista“.

Lo que dice la ciencia respecto a este citado MMS (también conocido como Agua Mineral Milagrosa), lo puedes encontrar en este artículo.

Y ya para finalizar (ya sí que acabo, de verdad), te dejo un enlace sumamente clarificador acerca de esas supuestas técnicas o productos para curar el autismo: “La peligrosa y fraudulenta ‘agua milagrosa’ (lejía) para ‘curar’ el autismo“.

 

 

Si te gusta, ya sabes, COMENTA y DIFUNDE.

¿QUÉ SABES SOBRE EL AUTISMO?
Puntúa este post
¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES!
Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp
Email
Print
Adela Emilia Gómez Ayala

Adela Emilia Gómez Ayala

• En este blog encontrarás información sanitaria actualizada y contrastada sobre temas de alimentación, enfermedades crónicas habituales, problemas infantiles y geriátricos (ancianos), salud mental, salud 2.0 y cualquier otro tema que resulte de tu interés y tú me propongas. • Farmacéutica dedicada a tareas de formación y asesoramiento; mi lema es "ayudando a mejorar la salud de los demás a través de la web"

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.