vacuna-sarampión-cabecera

SARAMPIÓN, ANTIVACUNAS Y CAMPOSANTO: ¿HAY ALGUNA RELACIÓN?

Nuevo artículo dedicado a un tema, desgraciadamente actual, por las razones siguientes.

En este maremagnum de desinformación existente, donde todo lo que proviene de la industria es “veneno puro”, hay algunos ejemplos de penoso recuerdo, pero muy válidos para ilustrar este caos: la aparición de la ortorexia, la fascinación por la dieta macrobiótica, el resurgir de terapias naturales y engaños de diverso calado como las pseudoterapias, el rechazo a las vacunas, la demonización de determinados componentes de los alimentos como el gluten y el auge de los alimentos sin gluten, el resurgir de los remedios naturales y alimentos afrodisiacos, …), lo normal es que reapareciese el sarampión, cuya problemática se abordará en el presente artículo.

El sarampión, una enfermedad infecciosa desconocida por unos y olvidada por otros, aunque unos cuantos la pasamos.

Probablemente esta enfermedad la asocies a tiempos pretéritos: finales del siglo XIX, principios del siglo XX, alta tasa de mortalidad infantil, secuelas,…

En efecto, en Europa y en los países desarrollados, esta enfermedad ya se consideraba como una patología erradicada, afortunadamente.

Gracias a los colectivos antivacunas, que están inculcando en algunos padres, la idea de que las vacunas son malas, malísimas, y lo mejor es no vacunar a los nenes, pues han conseguido que esta enfermedad infecciosa reaparezca de nuevo, ocasionando los consiguientes muertos.

Estas personas que ya duermen el sueño eterno, podrían estar perfectamente en el mundo de los vivos, pues por suerte, disponemos de una vacuna para evitar contraer esta infección, pero cuando las vacunas no se ponen, ocurren estas cosas: se producen fallecimientos totalmente evitables.

Bueno, planteada ya la situación, paso a entrar en materia.

 

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es una enfermedad infecciosa aguda, producida por un virus, el virus del sarampión, el cual crece normalmente en las células que revisten la faringe y los pulmones, siendo su capacidad de propagación extremadamente rápida.

Conviene recalcar que es una enfermedad grave  y altamente contagiosa.

Suele contraerse hacia finales del invierno y durante la primavera; esto se justifica por la forma de comportamiento del ser humano en estas épocas del año, pues es común la concurrencia de numerosas personas en un sitio concreto.

A diferencia de otras patologías infecciosas donde pueden verse afectados también los animales, el sarampión afecta exclusivamente al hombre. Este hecho tiene una importante implicación y es la siguiente:

Puesto que se dispone de una vacuna con una gran eficacia protectora, si se consigue que ésta llegue a todos los puntos del planeta, de manera que todas las personas que deban vacunarse, lo sean, es una infección que puede erradicarse para siempre. 

Pueden aparecer brotes de sarampión en personas no vacunadas, y de hecho ya han aparecido. Estos brotes se encuentran en:

  • países donde la vacuna es accesible a la población
  • aquellos otros, en los que por razones económicas o de infraestructura, es muy difícil acceder a dicha vacuna

Idea fundamental: enfermedad grave e incluso mortal, evitable y con reciente aparición de brotes en países que pueden acceder a la vacuna sin problemas. Clic para tuitear

La explicación a este fenómeno ya puedes ir imaginándola tú.

En el siguiente vídeo, tienes una visión de conjunto sobre esta patología, aunque cada uno de los diferentes puntos que se mencionan, se van a ir viendo detenidamente a continuación.

 

¿A quién afecta el sarampión? 

El sarampión es una enfermedad típicamente infantil.

Sin embargo, con independencia de la edad, cualquier persona que no esté vacunada, puede sufrir esta infección, da igual que sea adulto o niño.

sarampion-gruposriesgo

Una vez que la persona sufre el sarampión, queda inmunizada para el resto de su vida, lo que supone que no volverá a padecer esta enfermedad nuevamente.

Una mujer que sufra esta enfermedad infecciosa, y posteriormente quede embarazada, ofrece inmunidad al bebé.

Y te preguntarás: ¿cómo ocurre esto?

Sencillo: La madre pasa las defensas al niño a través de la placenta. De esta forma el bebé puede contrarrestar el sarampión durante su primer año de vida.

Dicho esto conviene tener claro un punto básico, y es que el acceso a la vacuna, condiciona el que exista mayor o menor riesgo de desarrollar la infección con todas sus posibles complicaciones.

Así pues, el número de personas infectadas varía considerablemente de unos puntos del planeta a otros.

Al menos esto lo que dice la teoría, aunque como después verás, no siempre es cierto.

Países pobres 

Como imaginarás, en países pobres (África, Asia) en los que no existe calendario vacunal ni sistema sanitario prácticamente, es una enfermedad muy común y muy grave.

En estas zonas del planeta,  la mortalidad debida al sarampión es elevada, no sólo en niños, sino también en otros grupos poblacionales, con un elevado riesgo de contraer esta enfermedad:

  • Personas con las defensas bajas (técnicamente llamadas personas inmunodeprimidas).
  • Personas desnutridas, y dentro de este grupo, son muy susceptibles aquellos sujetos con deficiencia de vitamina A.
  • Mujeres embarazadas, las cuales tienen riesgo de aborto, parto prematuro o incluso muerte, fruto de graves complicaciones.

El problema aquí viene derivado de la dificultad de acceder a la vacunación

Países desarrollados 

En el mundo desarrollado, en el cual la vacuna contra el sarampión forma parte del calendario vacunal infantil, dicha infección ha descendido enormemente en los últimos años.

Incluso, algunos países, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), los ha calificado como países en los que se ha logrado la eliminación de la enfermedad. 

Pero acuérdate de lo que te he contado antes; estábamos en ese gozo y contento, hasta que llegaron los antivacunas y es que gracias a la proliferación de “estos grupo” tanto en EEUU, como en Europa, esta enfermedad infecciosa ha vuelto a resurgir de nuevo.

Efecto de los antivacunas: convencer a los padres para que no vacunen a sus hijos.

Resultado: en los países desarrollados, algunos papás en lo que podría calificarse como un acto de amor supremo, deciden dejar de vacunar a sus hijos.

Desenlace final: en cuanto un porcentaje de la población infantil deja de estar vacunada, aparece nuevamente el sarampión, con todo su cortejo de secuelas y fallecimientos.

No lo olvides, niños que mueren por el sarampión, por el simple hecho de no estar vacunados.

En definitiva, defunciones evitables.

Un reciente estudio ha demostrado que si se reduce un 5% la vacunación frente al sarampión, la incidencia de esta enfermedad infecciosa se puede triplicar. Clic para tuitear

Europa, EEUU y otros países del sur y centro de América han experimentado varios brotes de sarampión en los últimos años. La OMS señala que el número de afectados no ha parado de crecer durante los últimos años.

Creo que hay poco más que comentar.

 

Vías de transmisión y contagiosidad para el sarampión

El virus del sarampión sólo se desarrolla en humanos, por lo tanto, la transmisión es siempre a partir de alguien infectado por el virus.

No hay posibilidad de paso de animales a personas, como sí ocurre en otras enfermedades infecciosas, como la rabia por ejemplo. Esto implica que las posibilidades de eliminar esta infección de la faz del planeta, gracias a la vacuna, es mucho más fácil.

El sarampión se transmite, a partir de una persona infectada, de la siguiente forma:

  1. Hablar, toser y estornudar.
  2. Contacto personal íntimo.
  3. Contacto directo con secreciones nasales o faríngeas infectadas.
Este virus puede vivir en el aire o en una superficie hasta 2 horas, manteniendo su capacidad de contagio. Clic para tuitear

El sarampión es una infección altamente contagiosa. Las razones puedes encontrarla en la siguiente presentación interactiva.

Una persona infectada puede transmitir el virus desde 1-2 días antes de presentar síntomas, hasta 4 días después de la aparición del clásico sarpullido (técnicamente conocido como exantema).

Cuando el virus se pone en contacto con una persona susceptible (generalmente alguien no vacunado o que no haya pasado la enfermedad), presenta un período de incubación (tiempo que va desde la invasión por el microorganismo hasta la aparición de los primeros síntomas) que oscila entre 7 y 14 días.

Una persona vacunada que entre en contacto con el virus, no desarrolla la infección ya que su sistema inmune genera anticuerpos capaces de neutralizar al mencionado virus.

 

Síntomas y complicaciones

Síntomas

Quizá el sarpullido y unas pequeñas vesículas en la cara interior de la boca (técnicamente conocidas como manchas de Koplik), sean los síntomas más conocidos del sarampión.

síntomas-sarampión

Sin embargo, existen más síntomas:

Inicialmente el niño empieza con un estado de decaimiento y malestar general, pudiendo aparecer fiebre más o menos elevada; es habitual que también aparezca tos seca, síntomas catarrales tipo estornudos e irritación nasal y conjuntivitis.

Entre 2 y 4 días después aparecen las manchas de Koplik, que suelen localizarse entre las 2 primeras muelas superiores; es característica también una faringe roja e irritada.

Una vez aparecidas estas manchas, al cabo de 1 – 2 días, comienza la erupción, el sarpullido (para entendernos), que se inicia en la cara, por debajo de las orejas y a los lados del cuello, descendiendo posteriormente por todo el cuerpo hasta llegar a la planta de los pies. En la fase más intensa de la infección, la fiebre sube hasta 40 grados, pudiendo inflamarse la piel alrededor de los ojos a la vez que la conjuntivitis se hace más intensa.

Posteriormente ese sarpullido cambia de color y comienza la descamación. Llegado este momento, la infección ya no es transmisible.

En esta patología, desde que se produce el contagio hasta que la enfermedad desaparece, se distinguen distintas fases, tal y como puede verse en la infografía.

sarampion-fases

Estos síntomas son iguales en niños y en adultos, aunque el sarampión suele observarse con más frecuencia en la etapa infantil. Clic para tuitear

Complicaciones 

El sarampión, además de su elevada contagiosidad, puede generar importantes complicaciones, que incluso son capaces de provocar la muerte del enfermo (sí, así de claro).

Dichas muertes, fruto de las complicaciones, son más comunes en:

  • Niños menores de 5 años.
  • Adultos de más de 30 años.

Por otra parte, cuando esta enfermedad tiene lugar en la edad adulta, las complicaciones, son más comunes:

  • Otitis.
  • Hepatitis.
  • Neumonía.

En mujeres embarazadas que contraigan el sarampión, pueden producirse abortos o partos prematuros.

En niños, las complicaciones son los siguientes:

  • Otitis media aguda.
  • Laringitis obstructiva.
  • Neumonía.
  • Diarrea aguda.
  • Encefalitis.

A nivel mundial sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños. Los casos más graves se dan en niños malnutridos o con un sistema inmune debilitado por otras enfermedades, pudiendo alcanzar la cifra de muertes hasta un 30%. En adultos inmunodeprimidos (con pocas defensas) y en embarazadas, también suele resultar mortal.

 

Diagnóstico 

El diagnóstico de esta enfermedad infecciosa se basa fundamentalmente en la sintomatología, lo que equivale a decir que es un diagnóstico clínico (esa es la denominación técnica que recibe).

Otros factores que también se tienen en cuenta son cuestiones epidemiológicas (contacto previo del paciente con personas afectadas por el sarampión) y serológicas (analítica en la que si están presentes determinadas inmunoglobulinas, indican que el individuo tiene esta infección).

Volviendo al diagnóstico clínico, la presencia de las “manchas de Koplik” (esas manchas aparecen dentro de la boca y que ya te he comentado al hablar de los síntomas) es indicativa de sarampión.

El sarpullido no es específico (exantema) de esta enfermedad, pues hay otras patologías infecciosas en las que también aparece.

Existen otras enfermedades en las que también puede aparecer sarpullido, por lo tanto es necesario hacer un diagnóstico diferencial, tal y como se indica en la siguiente presentación interactiva.

 

Tratamiento 

De entrada conviene que tengas claro, que no hay ningún tratamiento específico  frente al sarampión.

No hay ningún fármaco antiviral específico, por lo tanto, el tratamiento va enfocado a controlar los síntomas. Clic para tuitear

En presencia de fiebre, debes usar paracetamol o ibuprofeno.

Para la tos, están indicados los fármacos antitusígenos.

Es importante intentar que el niño se sienta cómodo.

Deberás ofrecer al enfermo, agua o líquidos con frecuencia.

En niños que vivan en países en vías de desarrollo, conviene garantizar una buena alimentación, haciendo hincapié en los suplementos de vitamina A. Tales suplementos son útiles para evitar complicaciones, y por lo tanto, muertes a causa de esta infección.

Si aparece infección en los ojos, en los oídos, o neumonía, deben emplearse antibióticos.

¿Cuándo acudir a urgencias?

Fácil, en los siguientes casos:

  • Falta de aire o respiración ruidosa de forma continuada.
  • Intensa cefalea (dolor de cabeza) o vómitos de forma repetida.
  • Problemas que afecten a la movilidad o al comportamiento.
  • Sensación de sentirse bastante mal.

Otro punto extremadamente importante, dada la elevada contagiosidad de esta infección, es el de llevar o no, al niño a la guardería o al colegio.

Pensando tanto en el bienestar del niño enfermo, como en la contagiosidad de esta enfermedad, el niño debería quedarse en casita, durante el siguiente período de tiempo:

Desde 3 a 5 días antes de que aparezca el sarpullido, hasta 5 después. Este período de tiempo se establece, teniendo en cuenta cuánto dura la contagiosidad a partir de un niño enfermo.

 

Vacunación 

Vacuna 

La vacuna es la mejor forma de prevenir el sarampión.

Si se consiguen unos niveles de vacunación a nivel mundial, adecuados, se conseguiría erradicar el sarampión, como ya ocurrió con la viruela en su momento.

En definitiva, ante una infección tan sumamente contagiosa, en cuanto ha bajado la tasa de vacunación, ha reaparecido la infección. El ejemplo más claro es la situación actual que están viviendo en EEUU, donde ha sido necesario adoptar medidas preventivas para evitar que siguiese expandiéndose el brote de sarampión.

Sobra decir, pero lo recordaremos, que la asociación entre vacunas y autismo, es totalmente falsa y carece del más mínimo rigor científico.

Para que tengas una idea de la necesidad de vacunación, te dejo el vídeo “Te vamos a salvar la vida”.

En España, la vacuna del sarampión forma parte de la denominada “vacuna triple vírica”.

Esta vacuna es una vacuna combinada (algo obvio) que ofrece protección frente al sarampión, la rubeola y la parotiditis.

Es una vacuna de virus atenuados. Las características de la citada vacuna se recogen en la siguiente infografía.

sarampion-vacuna

En España, la cobertura vacunal para la primera dosis de la triple vírica es del 97%, mientras que para la segunda dosis es del 93%. Con coberturas superiores al 95% con 2 dosis, se alcanzaría una adecuada inmunidad de grupo frente al sarampión.

Los antivacunas y las mareantes cifras del sarampión

Este punto creo que quedará más clara mediante la siguiente presentación interactiva.

Sanidad y su última recomendación acerca de la vacunación en adultos

La OMS ha alertado de un rápido avance del sarampión en Europa, habiéndose producido  un rebrote de esta infección en cuatro países en los que ya se consideraba erradicado.

Teniendo en cuenta la rápida contagiosidad de este virus, como ya has leído anteriormente, en España, Sanidad ha decidido que los adultos que se incluyan en este grupo, deben vacunarse frente al sarampión:

Personas nacidas entre los años 1970 y 1980, que no se hayan vacunado o no hayan padecido la enfermedad.

Para los nacidos a partir de 1981, el sarampión se incluyó en la denominada vacuna triple vírica (sarampión, rubeola y paperas), vacuna ésta que formó parte del calendario vacunal infantil habitua

Por esta razón, todos los nacidos después de esta fecha, si siguieron el calendario vacunal normal, están inmunizados de forma correcta.

 

Respecto a ti, que me lees habitualmente, ya sabes: si te ha gustado, comparte en las redes sociales y deja tu comentario.

¡Imprime el post para tenerlo siempre a mano y compártelo en redes!
Share on print
Guardar en Pdf
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
cosas-debes-saber-sobre-salud-infancia-ancianidad

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

"Farmacéutica, que haciendo uso de las nuevas tecnologías ofrece consejos de salud y atención personalizada, siempre bajo el lema "ayudando a mejorar tu calidad de vida a través de la web""

Deja un comentario

Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web.

Finalidad: gestionar los comentarios que realices en el blog.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: SiteGround (proveedor de hosting) dentro de la unión europea. (Política de privacidad de SiteGround)

Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Puedes consultar la información sobre Protección de Datos de mi web y mi política de privacidad.

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.