vacuna-gripe-cabecera

VACUNA ANTIGRIPAL: YA TENEMOS LA POLÉMICA SERVIDA

Llegó el otoño, cayeron las hojas de los árboles,…, y también llegó la época de vacunarse frente a la gripe.

Si estás un poco informado sobre las noticias que tienen que ver con la salud, y en especial, con los medicamentos, te habrás dado cuenta de que cada vez que sale algún tema relacionado con los fármacos, hay polémica.

“La química, la química,…” cuyo máximo rechazo, puede generar un trastorno del comportamiento alimentario: la ortorexia; ¿te acuerdas?.

En este caso no es la química, sino esos bichillos muertos que te pinchan, que vaya usted a saber de dónde los sacan y si realmente sirven para algo.

Si las vacunas infantiles, a pesar de su más que comprobada eficacia, generan polémica, en el caso de la vacuna antigripal, el alboroto es mayor aún.

¿Por qué? Muy sencillo: unos opinan que se vacunan todos los años y no se “resfrían”; otros dicen que total qué más da vacunarse que no, si de todas formas el “resfriado” y los “mocos invernales” no te los quita nadie, …

Escucha el episodio dedicado a la Vacuna antigripal en Mi Podcast  de Salud.

Conviene tener en cuenta que según las recomendaciones de las autoridades sanitarias, uno de los colectivos que debe vacunarse, es el colectivo de personas mayores. Y supongo que no te extrañarás, si te digo que algunas personas mayores tienen una relación “muy especial” con los medicamentos.

Y ya, como último ingrediente para el cocido, a esto hay que añadir la opinión de los colectivos naturópatas, homeópatas y similares, …., encuadrables en líneas generales en las pseudoterapias, frontalmente opuestas a todo lo que tenga que ver con la evidencia científica.

En resumen, el artículo muestra inicialmente, que al margen de las supuestas bondades o peligros que conlleve la vacunación antigripal, esta vacuna, comparada con otras, es bastante polémica.

 

La gripe

¿Qué es esta enfermedad?

Muy sencillo, la gripe es una enfermedad infecciosa, de carácter agudo (te da y te curas, o bien, si se complica, puedes acabar en el cementerio) que afecta a las vías respiratorias.

Esta infección es característica de la época invernal y afecta a un considerable número de personas.

Está producida por un virus, el virus influenza, más conocido como el virus de la gripe, el cual a diferencia de otros virus, como el del virus sarampión por ejemplo (la persona que sufre el sarampión queda inmunizada para el resto de tu vida), experimenta cambios en su estructura que hacen que sea necesario vacunarse todos los años, de modo que la vacuna se prepara anualmente en función de las características que se prevé que tenga el virus de la gripe ese año.

Para que comprendas las características de este virus, sus mutaciones, las especies infectadas, la necesidad de vacunación anual, te aconsejo el artículo “¿De dónde viene la gripe?“, escrito por el Profesor Lopez-Goñi, todo un experto en microbiología.

Para que te resulte más fácil seguir esta revisión sobre la gripe y la vacuna antigripal, te aconsejo que leas dicho artículo, el cual incluye vídeos muy explícitos.

Algunas de esas variaciones han dado lugar a un tipo de virus extremadamente infeccioso, capaz de provocar epidemias de enormes proporciones (lo que técnicamente se conoce como pandemias), como ocurrió en nuestro país en el año 1918, cuando se produjo la llamada “gripe española“.

En la presentación anterior, encontrarás más información sobre esta epidemia gripal.

Transmisión de la gripe

¿Cómo se transmite la gripe? Interesante pregunta.

Esta enfermedad es contagiosa, que se transmite bien por vía aérea, por gotículas de saliva o por contacto directo con personas enfermas.

gripe-transmisión

Una persona enferma puede transmitir la infección desde un día antes de que se manifiesten los síntomas, hasta un período comprendido entre 3 y 7 días, tras comenzar la enfermedad. Clic para tuitear

¡Ojo!, la idea de que el virus se transmite en espacios cerrados es sólo un “mito” (sí, has oído bien, un mito); ¿por qué?

La respuesta es muy sencilla; el virus no puede sobrevivir en el medio ambiente, bien sea en lugares cerrados o al aire libre, ya que puede depositarse sobre objetos (teléfonos, teclados, picaportes,…) y resistir como mucho entre 6 y 8 horas.

La más que conocida idea de que el virus se transmite en lugares cerrados, se justifica única y exclusivamente, por el hecho de que en locales cerrados con un considerable número de personas, es más que probable que alguien con gripe, estornude o tosa, y de esta forma se contagien una o más personas.

Una vez que el virus entra en el organismo del sujeto sano, los síntomas aparecen al cabo de un período de tiempo comprendido entre 1 y 4 días, tras esa introducción del virus.

Estudios recientes indican que las epidemias de gripe duran más en ciudades grandes y pobladas, comparadas con poblaciones más pequeñas.

Por otra parte, otro factor que influye en la transmisión, es la humedad ambiental; el aire seco compromete las defensas del organismo frente a la enfermedad, ya que el citado aire con poca cantidad de agua reduce la capacidad de los cilios y otras partes de las vías respiratorias, para atrapar y eliminar las partículas virales.

Si por no haberte vacunado o por la razón que sea, ya has cogido la gripe, la mejor forma de evitar su propagación es que tengas en cuenta las siguientes puntualizaciones.

prevención-gripe

Población afectada 

Cualquier grupo poblacional puede verse afectado por la gripe, pero obviamente hay unos grupos especialmente frágiles y con un mayor riesgo de complicaciones:

  • niños
  • enfermos con patologías crónicas
  • ancianos

población-riesgo-gripe

Los datos de la epidemia gripal de la pasada temporada (2018-19) están recogidos en la siguiente infografía:

epidemiología-gripe

Si bien la mayoría de los afectados, presentaron cuadros leves, por lo general una gripe suele durar aproximadamente 7 días, lo cual se traduce en un coste económico por pérdida de jornadas laborales.

Según un informe elaborado por la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial, si hoy azotara al mundo una pandemia como la de gripe de 1918 (una de las mayores de la historia), podría terminar con la vida de 50 a 80 millones de personas, y liquidar casi el 5% de la economía mundial.

De ahí, que se recalque la necesidad de vacunarse frente a la gripe.

Síntomas  

Ante un cuadro que incluye problemas respiratorios, malestar, fiebre, …, es relativamente común no saber si se trata de una gripe o de un resfriado.

Para distinguirlos conviene responder a las siguientes preguntas:

¿Cómo empieza la influenza o gripe?

La persona se contagia con el virus, y entre que se produce el contagio y la aparición de los síntomas (este período de tiempo, es lo que se conoce como período ventana) pueden pasar entre 2 y 4 días.

El comienzo es siempre brusco y repentino.

Los síntomas típicos de la gripe incluyen fiebre elevada, escalofríos, dolor de cabeza, congestión nasal, molestias en la garganta, malestar general, dolor muscular, pérdida de apetito y tos seca.

¿Cuánto duran los síntomas de la gripe?

Los síntomas que se acaban de citar suelen durar 4 o 5 días, aunque dependiendo de las características del paciente pueden prolongarse durante 7 días o, incluso 2 semanas.

¿Cuanto es lo máximo que dura la fiebre?

La fiebre en el caso de la gripe, se caracteriza por sus altas cifras, con valores que superan los 38 grados centígrados, los cuales generalmente persisten durante más de 48 horas, aunque tales datos varían considerablemente dependiendo de unos pacientes a otros.

En el siguiente esquema se muestran las principales diferencias que existen entre una gripe y un resfriado.

gripe-o-resfriado

En el siguiente vídeo se da una visión general y bastante completa sobre la gripe.

Complicaciones

Las complicaciones de los procesos gripales pueden clasificarse en 2 apartados, en función del colectivo afectado:

  • Las personas mayores de 65 años pueden presentar sinusitis, otitis, bronquitis y neumonías.

La neumonía puede estar originada por el propio virus de la gripe, o bien, puede producirse una sobreinfección por bacterias. En cualquier caso, en la medida en que compromete a las vías respiratorias inferiores (bronquios y pulmones) y, evidentemente, disminuye el intercambio gaseoso y hay una mayor producción de mucosidad, la situación suele asociarse a un mal pronóstico, que depende bastante de la situación general del anciano.

  • Los pacientes con patología de base (diabetes, asma, problemas cardíacos) tienden a sufrir un empeoramiento de la misma.

Especial mención merecen los enfermos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), en los cuales las dificultades respiratorias con toda su problemática asociada, suele ser mayor, en caso de que el enfermo desarrolle una gripe.

Los pacientes que hayan sufrido un infarto y los ancianos, si presentan gripe, tienen un riesgo 6 veces mayor de ataques cardíacos en los primeros días de un diagnóstico de gripe, confirmado mediante analítica de laboratorio.

Todo esto corrobora la importancia que tiene evitar la gripe en determinados colectivos, y por lo tanto, pone de manifiesto la necesidad de vacunarse frente a esta infección, pues esta es la única medida de prevención.

A modo de corolario o resumen de todo lo que te he comentado sobre la gripe, te aconsejo que eches un vistazo al artículo “La Gripe en una instantánea“, escrito por la farmacéutica responsable del blog Pocimas de Salud (blog que te aconsejo seguir), donde encontrarás una visión de conjunto sobre esta enfermedad, así como respuesta a las numerosas preguntas que te surgen cuando coges un proceso gripal.

 

Vacunación antigripal

Nombre y características de la vacuna

La vacuna antigripal, también conocida como vacuna contra la influenza o gripe, cumple los mismos requisitos, que les son exigibles al resto de las vacunas.

La vacunación es la forma más efectiva de prevenir la enfermedad y sus complicaciones; su composición debe modificarse anualmente porque el virus de la gripe tiene unas elevadas tasas de mutación de una temporada a otra. Clic para tuitear

Esta es la razón por la cual es necesario vacunarse cada temporada, y también cada año (estaríamos hablando de la temporada 2019-2020), es necesaria una nueva vacuna.

“Lo que se persigue vacunando a la gente contra la gripe, no es tanto que haya casos leves, si no evitar complicaciones y muertes. Este es el objetivo principal de la vacunación antigripal”. Vacuna de la gripe: todo lo que debes saber

Tras leer esto, tu pregunta podría ser: ¿cómo puede predecirse qué vacuna se requerirá para cada nueva campaña?.

La explicación es fácil.

La Organización Mundial de la Salud a través de unos centros que forman la Red Mundial de Vigilancia de la Gripe, distribuidos por 83 países, es quien prevé los cambios que a va a experimentar el virus, y en base a eso, diseña un nuevo fármaco para cada temporada.

Si se da la casualidad de que el virus circulante durante esa temporada, se diferencia considerablemente de las previsiones hechas a la hora de preparar la vacuna, ocurrirá que ese año, la vacuna será algo menos efectiva.

El gran reto que se plantea anualmente al preparar la vacuna para la temporada siguiente es reducir o solucionar las diferencias entre el virus que va en la vacuna y el virus circulante; a mayor concordancia, resultados más satisfactorios y una mejora en términos de salud pública, pues aunque no lo parezca, la gripe estacional (la gripe que se da normalmente cada temporada, para entendernos):

  • afecta anualmente a una población comprendida entre 3 y 5 millones de personas (cifras a nivel mundial)
  • provoca entre 290.000 y 650.000 muertes por causas respiratorias asociadas (también cifras mundiales)

¿Qué contiene la vacuna de la influenza?

Teniendo en cuenta el método de fabricación, las vacunas antigripales incluyen los siguientes tipos:

  1. Vacunas atenuadas, las cuales incluyen microorganismos vivos, que son incapaces de producir la gripe, pero sí tienen capacidad para generar una respuesta inmune.
  2. Vacunas inactivadas, las cuales pueden incluir virus muertos o trozos del virus; al igual que las anteriores tienen capacidad para generar una respuesta inmune que es lo que se pretende.
  3. Vacunas recombinantes, obtenidas mediante técnicas más modernas, como la clonación de genes.
  4. Vacunas sintéticas, fabricadas copiando el antígeno del que se trate.

De acuerdo con su composición, las vacunas antigripales pueden ser:

  • Trivalentes: contienen 3 cepas del virus de la gripe.
  • Tetravalentes: contienen 4 cepas del dicho virus.

Estas últimas, al tener una cobertura mayor, ofrecen un mayor espectro de protección.

En España, seis sociedades científicas recomiendan el uso de la vacuna tetravalente frente a la trivalente; los diferentes estudios llevados a cabo demuestran que se trata de una estrategia coste-eficaz, con beneficios no sólo en el plano económico, sino también a nivel sanitario en cuanto a complicaciones de la gripe.

En este sentido, las sociedades científicas en cuestión,  señalan que las vacunas antigripales tetravalentes se muestran como una estrategia coste-eficaz y su uso preferente debería considerarse siempre que estén disponibles, con las indicaciones y posología de sus fichas técnicas correspondientes.

vacunacion-antigripal

La mayoría de las vacunas antigripales se administran por vía intramuscular, bien en el muslo o en el brazo, lo cual va a depender de la edad de la persona.

Sin embargo, se están explorando otras vías de administración tales como la intranasal (mediante spray) o la intradérmica.

Época de vacunación 

La temporada de la gripe dura de octubre a mayo, aunque la mayor parte de los casos se concentran en el período comprendido entre finales de diciembre y principios de febrero (sí, justamente incluye navidad y las rebajas…un fastidio).

Así pues, la campaña vacunal se inicia antes de que el virus comience a circular:

  • Meses de octubre – noviembre en el hemisferio norte.
  • Meses de marzo – abril en el hemisferio sur.

En este sentido, el mes de octubre suele ser el más usual para dar comienzo a la campaña de vacunación en casi todas las comunidades autónomas.

Lo importante es vacunarse antes de que esta infección esté en pleno apogeo, pues como la vacuna tarda un tiempo en hacer efecto, cuando la enfermedad esté en su etapa de mayor “esplendor”, el cuerpo ya habrá desarrollado las correspondientes defensas.

Sin embargo, la idea anterior no es una “verdad absoluta”. Tranquilidad, ahora lo explico:

Vacunarse incluso en el mes de enero es una opción válida, pues la época de la gripe dura todavía unos meses más, y al ponerse la vacuna, el cuerpo está protegido frente a la infección. Clic para tuitear

Debes tener en cuenta que la vacuna tarda aproximadamente 15 días en “hacer efecto” (ver el siguiente vídeo) y ofrece protección durante aproximadamente 6 meses.

Vacuna antigripal propuesta para la presente campaña (temporada 2019 – 2020)

Las vacunas propuestas por la OMS para la temporada actual (en el hemisferio norte) quedan recogidas en la siguiente tabla:

vacuna-antigripal-oms

¿Qué consecuencias trae la vacuna antigripal?

La principal consecuencia de la vacuna antigripal, como ya habrás leído antes, es evitar las complicaciones y muertes que se derivan de la gripe. Clic para tuitear

Dicho esto, conviene señalar que la vacuna antigripal sólo produce una pequeña reacción local (habón, eritema, …) en 5 de cada 10 personas a las que se administra; ocasionalmente puede generar algo de tos, febrícula y un pequeño malestar, que nunca es equiparable al decaimiento y a todos los síntomas propios de la gripe.

Bien, enseguida te comento cuáles son los colectivos o grupos de riesgo que deben vacunarse:

  • Personas mayores de 65 años, especialmente si viven en instituciones cerradas (residencias).
  • Adultos con enfermedades crónicas de tipo cardiovascular, neurológico o pulmonar.
  • Adultos con enfermedades metabólicas, incluyendo diabetes, obesidad mórbida, insuficiencia renal, defensas bajas, enfermedades del hígado y otras que afectan a la sangre, principalmente.
  • Adultos con patologías cancerosas, portadores de un implante coclear (es un dispositivo que permite resolver determinados tipos de sordera) y trastornos cognitivos o demencias.
  • Mujeres embarazadas, con independencia del momento de la gestación en que se encuentren.
  • Trabajadores  de centros geriátricos o que prestan servicios domiciliarios a ancianos o enfermos crónicos.
  • Trabajadores de servicios públicos esenciales: cuerpos de seguridad, bomberos, servicio de protección civil y funcionarios de prisiones.
  • Trabajadores que por su ocupación, puedan estar en contacto con aves.
  • Trabajadores del sector sanitario.
  • Niños mayores de 6 meses, que presenten alguna de la siguientes características:
    • Patologías respiratorias.
    • Patologías metabólicas (tipo diabetes, por ejemplo).
    • Patologías renales.
    • Patologías reumáticas.
    • Enfermedad inflamatoria intestinal.
    • Defensas bajas, sin importar su origen.
    • Presencia de implante coclear.
    • Síndrome de Down.
    • Prematuros.

Contraindicaciones 

A pesar de los beneficios que, en general, supone vacunarse contra la gripe, en determinados casos esta vacuna no debe usarse.

Las personas o las situaciones en las que la vacunación frente a la gripe, está contraindicada, son las siguientes:

  • Personas con alergia al huevo, ya que los virus que se emplean para obtener esta vacuna, se cultivan en huevos de gallina (solo aplicable a aquellas vacunas en las que el virus se cultiva en huevo).
  • Personas que hayan tenido una reacción alérgica severa en una campaña de vacunación anterior; se sobreentiende que la reacción alérgica severa ha sido a una vacuna antigripal (las cosas claras, que un proceso alérgico severo te puede llevar a la muerte).
  • Niños menores de 6 meses.
  • Personas que estén sufriendo una infección aguda con fiebre alta, las cuales no deben vacunarse hasta que esta infección no se haya curado.

¿Dónde acudir a vacunarse?

De entrada puede parecer una pregunta algo absurda.

¿Dónde vas a ir a vacunarte?. Pues a tu centro de salud; vale esa sería una respuesta muy válida y en España este es el lugar al que debes acudir para recibir la vacuna.

Sin embargo en Francia, la farmacia comunitaria (las farmacias de toda la vida) participarán también en la campaña vacunal de la presente temporada (2019-2020). Únicamente quedan excluidas de la vacunación en estos centros, las embarazadas y las personas que se pongan la vacuna por primera vez.

 

Mentiras y verdades ligadas a la gripe y a su vacuna 

Si has llegado hasta aquí, te mereces que de la forma más esquemática posible, te aclare qué hay de verdad y de mentira en muchas creencias populares relacionadas con este tema.

Mitos sobre la gripe en niños 

En este apartado vas a conocer los mitos que rodean a esta patología en el colectivo infantil.

gripe-niños

Mitos y realidades sobre la gripe

Para que no te quede ninguna duda sobre todo lo que has leído relativo a la gripe y su vacuna, en esta imagen tienes un esquema con las ideas fundamentales.

gripe-mentiras-verdades

Efectividad de  la vacuna antigripal

Las mutaciones que experimenta el virus influenza de una temporada a otra, obliga a necesitar una vacuna diferente para cada temporada; de ahí la necesidad de vacunarse frente a la gripe anualmente.

La efectividad de la vacuna antigripal está condicionada por diversos factores, que pueden agruparse en 2 grandes categorías:

    • Dependientes de la propia vacuna: concordancia entre el virus vacunal y el virus circulante.
    • Dependientes de factores ajenos a la vacuna:
                  • Persona vacunada (edad, riesgo de exposición, patologías de base, …).
                  • Objetivo de la vacunación (diagnóstico confirmado, enfermedad clínica, complicaciones, …).
                  • Cercanía temporal entre vacunación y pico gripal.

Es una obviedad (seguimos con la costumbre), que la efectividad de la vacuna depende de diferentes factores, y partiendo de la base de que el cálculo de esa eficacia se realiza mediante un complejo modelo matemático, por consenso se admite que:

considerando las salvedades expuestas, la efectividad global de la vacuna la sitúa por encima del 60% en términos relativos

Analizando la efectividad por grupos de edad, en los mayores de 65 años, esa efectividad es más escasa comparada con otros colectivos. Pero, en cualquier caso, uno de los objetivos de la vacunación, como ya habrás leído, es reducir o evitar las complicaciones y los fallecimientos secundarios a la gripe.

Considerando que entre los colectivos con más riesgo de complicaciones cuando desarrollan un proceso gripal, se encuentra precisamente el colectivo anciano, la vacunación de este grupo poblacional está más que justificada. Clic para tuitear

A pesar de los beneficios que comporta la vacuna antigripal, todavía hay una gran reticencia a vacunarse; y lo curioso es que ese “desdén” hacia la vacuna, en ocasiones proviene de colectivos que por sus conocimientos y por su papel a nivel social, debieran estar bastante más concienciados y favorecer, con su ejemplo, el que otros grupos poblacionales incluidos en la población de riesgo, se vacunase.

Buena parte de esa reticencia a la vacunación antigripal, se basa en afirmaciones o postulados, totalmente falsos. En la siguiente presentación se recogen tales mitos:

 

 

 

Si te gusta, ya sabes, COMENTA y DIFUNDE.

¡Imprime el post para tenerlo siempre a mano y compártelo en redes!
Share on print
Guardar en Pdf
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
cosas-debes-saber-sobre-salud-infancia-ancianidad

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

Adela Emilia Gómez Ayala. Farmaceutica

"Farmacéutica, que haciendo uso de las nuevas tecnologías ofrece consejos de salud y atención personalizada, siempre bajo el lema "ayudando a mejorar tu calidad de vida a través de la web""

16 comentarios en “VACUNA ANTIGRIPAL: YA TENEMOS LA POLÉMICA SERVIDA”

  1. Interesante y muy completo post. Yo creo que las vacunes en general son un gran adelanto y más vale prevenir que curar. Aunque la vacuna de la gripe haya que ponerla todos los años es conveniente para evitar males mayores sobretodo en ancianos. Buen post lo comparto. Un saludo

    • Gracias Marilo por tu comentario.

      Ciertamente que las vacunas son un avance fundamental que ha minimizado enormemente las enfermedades infecciosas; el problema viene, como siempre, cuando los laboratorios en un intento por lanzar nuevos productos, sacan un nuevo medicamento, a veces sin las suficientes garantías (de todo ha habido); si a eso le unimos las opiniones contradictorias de prestigiosas sociedades científicas o instituciones estatales, ya si que la tenemos, pero además bien embrollada!!!!

      Un afectuoso saludo

  2. Un tema muy controvertido, de verdad que sí. Me gusta mucho la exposición que haces, es amplia e informativa. Pero yo personalmente lo tengo muy claro, conmigo que no cuenten con semejante vacuna. Y a cualquiera que desee escuchar mi opinión lo mismo le diré. Como sigamos así un dia nos querrán vacunar del dolor de espalda. Es una pena que el esfuerzo no se ponga en la educación, en la prevención verdadera a través de unos buenos hábitos. O sea, apostar por una medicina de salud y no una medicina de enfermedad. Yo hace años que no me cojo un resfriado, y me cuidaré de que así siga la cosa. ¡Muy buen trabajo, un saludo! Cristina

    • Gracias Cristina por tu comentario.

      En parte coincido contigo en que los laboratorios con tal de vender, “sacan cualquier cosa”; dicho esto, no es menos cierto que gracias a las vacunas, las enfermedades infecciosas se han reducido considerablemente. Qué duda cabe, que la prevención es la primera herramienta a utilizar: no hay mejor tratamiento frente a una patología cualquiera, que evitar su aparición.

      Hay muchas enfermedades infecciosas que están ligadas a unas condiciones de habitabilidad y de pobreza extremas; en esos casos, en la medida en que el desarrollo ha mejorado la habitabilidad de los diferentes lugares, con algo tan simple como la introducción de infraestructuras que permiten el suministro de agua potable y el tratamiento de aguas residuales, la mayor parte de esas enfermedades han desaparecido. Eso es una verdad incontrovertible.

      Ahora bien, en el caso de la gripe, si no recurres a la vacunación en los colectivos de riesgo, ¿cómo logras prevenirla?; para mí, y desde mis conocimientos, lo veo muy difícil. Conseguir que alguien que tiene gripe, se coloque una mascarilla, no hable, no tosa, no estornude, …, encima del vecino, pues sí, …., sería una cuestión de la más elemental educación, pero por desgracia no siempre es así.

      En cualquier caso, este tema, ciertamente genera una enorme polémica y podríamos estar hablando horas y horas, pues hay opiniones para todos los gustos. Un afectuoso saludo

  3. Adela, siempre te lo digo pero, ¡no sabes lo que aprendo contigo!

    En principio no estoy en ningún grupo de riesgo, por lo que no me planteo la vacuna, aunque todos los inviernos como el turrón la gripe aparece y vuelve a casa. De momento, trato, como decía Cristina, de prevenir, más que de curar, aunque cuando toca, pues mantas, caldos y esperar que pasen los días.

    Lo que me sorprende son los datos de las personas que mueren al año por gripe, me parecen muchísimas teniendo en cuenta todos los adelantos que existen. Y la otra, ¿quién me hubiera dicho que las personas alérgicas a los huevos no pueden ponerse la vacuna? No tenía ni idea, pero como se suele decir, no hay día que me acueste sin saber algo nuevo. Sobre todo, los días que me paso a leer tu blog.

    Un saludo y gracias por el enorme trabajo que haces.

    • Gracias por tu comentario Conchi; anima mucho que te den un feed-back positivo.

      Realmente, la vacuna está indicada para un determinado colectivo de riesgo; para el resto, …, pues si te la quieres poner te la pones, y si no, pues no. Lo que sí es cierto es que estando vacunada, si coges la gripe, esta va a ser mucho más suave que si no lo estás.

      En cuanto al número de personas que mueren como consecuencia de la gripe, es “lógico”; entendámonos, estamos hablando de personas mayores, que en su mayoría suelen tener algún que otro problema de tipo respiratorio, cardíaco, renal, …, y además, por supuesto sus defensas están disminuidas respecto a otros colectivos poblacionales.

      A esto le unes, que no todas las personas que pertenecen al colectivo de riesgo se vacunan; ¿por qué? Pues porque muchos son reacios a seguir cualquier tipo de tratamiento, y además, a veces, tras vacunarte puede aparecer un resfriado, que no tiene nada que ver con la gripe, pero para mucha gente, ese resfriado es una “gripe en miniatura”; solución: no me vacuno más.

      Y en relación con el tema del huevo, tiene su lógica; cualquier vacuna necesita un crecimiento previo del microorganismo en un “medio donde pueda comer para desarrollarse”; en el caso del virus de la gripe, ese medio es precisamente el huevo. Por lo tanto, si la persona es alérgica al huevo, si se vacuna, es muy probable que no sufra la gripe, pero sí tiene posibilidades de sufrir un “shock anafiláctico”, que sería un caso de alergia de máxima gravedad, que requiere atención médica inmediata; si no existe esa atención médica, pues es más que probable que …. “acabe criando malvas”.

      Un afectuoso saludo

  4. Hola Adela,

    Me ha resultado muy interesante tu articulo. Creo que toda vacuna tiene sus puntos ventajas y desventajas, y seguramente se han de valorar según la edad y las condiciones de vida de cada uno. Por ahora no me lo planteo, y no estoy especialmente a favor de la vacuna (para mí), pero evidentemente es importante que exista.

    Gracias por aportarnos tan completa información!

    • Gracias Noémie por tu comentario.

      Ciertamente, las vacunas son otro tipo de medicamento más, y todo medicamento está indicado para prevenir o curar una determinada enfermedad y puede estar contraindicado cuando se dan ciertas peculiaridades en el paciente.

      Partiendo de ahí, la campaña de vacunación antigripal, en general, no es una vacuna indicada para toda la población; su uso se restringe a los grupos de riesgo: ancianos, personas con patologías crónicas, embarazadas, …

      Por supuesto que cualquier vacuna, sobre todo a nivel infantil, el ponerla o no, va a depender de la edad del niño, del ambiente en el que se desarrolle, …

      Siempre es gratificante saber que tus contenidos son interesantes para los demás.

      Un afectuoso saludo.

  5. Hola Adela, yo ya sé que cuando voy a leer un post tuyo me tengo que aislar, porque es demasiado lo que nos enseñas.

    Y bueno, las vacunas no sé, se manejan muchas teorías y leyendas urbanas por acá, pero si que qué bueno que existan.

    Lo de la gripa, a mi me pasaba seguido y mucho, pero me fui por lo natural a comer naranjas todos los días, no me escapo de la gripa, sobretodo ahora que los cambios de clima son muy bruscos, pero en general me pasa menos.

    Nuevamente me voy con cosas nuevas!!!

    Gracias!!

    • Gracias por tu comentario Gabriela.

      Es cierto que existen muchos mitos sobre el tema de las vacunas, y en concreto sobre la vacuna antigripal. En principio, si no perteneces al colectivo de riesgo, no tienes por qué vacunarte.

      La vitamina C que lleva la naranja es muy útil en la prevención de estos cuadros infecciosos, pero no siempre es posible prevenir la gripe, lo típico: el niño que se pone malo, en la sala de espera del médico en pleno mes de enero todo el mundo tosiendo y estornudando, la anciana a la que cuidas que ha pillado la gripe, …, en definitiva no es fácil evitar el contagio.

      Lo que sí es cierto, es que en la medida que tu salud sea mejor, tu sistema inmune funcionará casi al 100%, con lo cual, la prevención de la gripe o de cualquier otro proceso infeccioso, será más eficaz.

      Un afectuoso saludo

  6. Hola, Adela:

    Muy buena exposición sobre el tema.
    Yo, como no formo parte de ningún grupo de riesgo, no me vacuno de la gripe.

    Cuando me noto los primeros síntomas (los primerísimos, cuando aún no hay fiebre, malestar ni disnea), para intentar librarme de la gripe, hago ejercicio moderado. No sé si existe una relación directa, pero el caso es que casi todas las veces he conseguido pararla (repito que solo con los primeros síntomas. Si la enfermedad se ha desarrollado, nada de ejercicio: cama, mantita y descanso).

    Qué curioso lo del huevo que comentas. ¡No tenía ni idea! Nunca lo había escuchado y creo que es un dato que desconoce mucha gente. Me ha encantado descubrirlo.

    Es un artículo muy completo y muy bien explicado. Muchas gracias.

    Un abrazo,
    Nuria

    • Gracias por responder Nuria.

      Ciertamente que si no formas parte de ningún grupo de riesgo, no tienes necesidad de vacunarte.

      En cuanto a lo del ejercicio, sinceramente, no le veo relación. Y respecto a lo del huevo, sí tiene su lógica, pues el virus necesita un medio de cultivo para que pueda desarrollarse, aunque luego ese virus es el que se va a utilizar para hacer la vacuna, pero previamente debe “dejarse crecer”, y para eso se emplea el huevo.

      Un afectuoso saludo

  7. Hola Adela,

    Yo la verdad es que no me planteo la vacuna ni para mi ni para mi hija, aunque si es cierto que mi madre se vacuna todos los años. Como en todo, esto también tiene pros y contras, aunque creo que vivimos en un mundo demasiado medicalizado y eso a la larga es un problema, aunque es un gran avance su existencia. Un abrazo

    • Gracias por tu comentario Raquel.

      Lo cierto es que las vacunas son fármacos en definitiva, y cualquier fármaco está indicado en unas situaciones concretas. Si la persona en cuestión pertenece a ese colectivo en los que está indicada la vacunación, debería vacunarse para evitar males mayores, si no, pues no es necesario, realmente.

      Un afectuoso saludo

  8. Hola Adela,

    Que suerte! Yo tampoco formo parte del grupo de riesgo, entiendo que no tengo que vacunarme!
    Me ha gustado mucho el articulo y la pagina, me parece muy útil, ademas me gusta mucho como escribes, se hace la lectura muy amena! Enhorabuena por el Blog!????

    • Gracias Dani por tu comentario.

      En efecto, la vacuna antigripal tiene unas indicaciones muy concretas; si no se cumplen esas indicaciones no es necesario vacunarse, salvo que se trabaje o se esté en contacto frecuentemente con personas muy mayores, cuyas defensas son bajas, y una gripe en una persona adulta no tiene mayor importancia, pero si se contagia esa persona mayor, la cosa puede ponerse bastante fea.

      Es una alegría saber que mis artículos son útiles para vosotros y el planteamiento del blog también es de vuestro agrado.

      Un afectuoso saludo

Deja un comentario

Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web.

Finalidad: gestionar los comentarios que realices en el blog.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: SiteGround (proveedor de hosting) dentro de la unión europea. (Política de privacidad de SiteGround)

Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.

Puedes consultar la información sobre Protección de Datos de mi web y mi política de privacidad.

¿Vas a seguir negándote una vida más saludable para ti y tu familia?

Únete a la comunidad, rellenando el siguiente formulario, y recibe, directamente en tu correo, consejos sanitarios fáciles y accionables para mejorar tu salud. Además, accederás gratis al ebook, “5 cosas sobre tu salud que debes saber”.

Responsable: Miwebdesalud.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Adela-Emilia Gómez Ayala como responsable de la web. Finalidad: gestionar la lista de suscriptores, enviar boletines, promociones y ofertas especiales Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: El envío de contenidos a los usuarios está gestionado por Benchmark (https://www.benchmarkemail.com/es/) con sede corporativa situada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad. Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión en info@miwebdesalud.com, así como también puedes presentar una reclamación ante la autoridad de control.